www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Rubalcaba, de chota

Joaquín Vila
x
directorelimparciales/8/8/20
domingo 25 de agosto de 2013, 18:51h
Lo de Rubalcaba empieza a ser de chota. Al pobre le toman el pelo en el partido que controlaba hasta hace poco y los dirigentes catalanes, andaluces, gallegos, madrileños, alcarreños y australianos le toman por el pito del sereno.

Parece mentira que uno de los políticos más expertos, más agudos, más inteligentes de España se encuentre más hundido que los pecios de Pérez Reverte. En el fondo del mar y sin que nadie le encuentre.

Ahora ha vuelto a amagar con la moción de censura. ¿Pero a dónde va? ¿Qué pretende? La mayoría absoluta del PP haría inviable el éxito de la propuesta. Pero, sobre todo, el pobre Rubalcaba no tiene alternativa posible. Las encuestas le hunden cada día más, no tiene proyecto de Gobierno y no parece que tenga reaños para proponerse como alternativa, pues el desmoche sería histórico.

Es capaz de proponer a Cayo Lara, el genio de la política española, para que le dejara un huequecillo en ese Gobierno que jamás existirá. Podría apoyarse en Rosa Díez, que anda como loca por pillar poder y salir en los periódicos. Pero, lo dicho, es de chota.

La moción de censura debería producirse en Andalucía, donde la Junta, desde hace mil años, anda pringada en corruptelas, eres y demás escándalos repugnantes. Pero, de eso, ni hablar.

Es una pena que uno de los mejores políticos de España lleve dos años haciendo el ridículo. Después de cosechar la mayor derrota histórica del PSOE en unas elecciones generales, todavía quiere sacar pecho.

Es verdad que el caso Bárcenas es un baldón en la imagen del PP, aunque todavía nadie ha sido capaz de demostrar nada. Esperemos el veredicto del juez Ruz. Y Rubalcaba, erre que erre, se agarra a ese clavo ardiendo, para salir del atolladero y poder decir algo contra el PP. Pero le va a costar sacar la cabeza del agujero.

Incluso en el caso, de que se demostrara que existió una caja B en el PP. Porque él estuvo en el Gobierno de los Gal, con Roldán, Amedo y compañía, y sigue sin cortar de raíz el escándalo de la Junta de Andalucía. Simplemente, porque no tiene autoridad ni para destituir al portero de Ferraz.

Pues que proponga una moción de censura. Y saldrá más escaldado que en el debate sobre el caso Bárcenas, donde Rajoy le dio un repaso del que todavía no se ha repuesto. Eso sí, pide todos los días la dimisión de Rajoy. Seguro que él dimite antes. Por pura lógica. Porque, si no, le echan.

Joaquín Vila

Director de EL IMPARCIAL

JOAQUÍN VILA es director de EL IMPARCIAL

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios