www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Evo Morales versus Obama

sábado 28 de septiembre de 2013, 08:26h
Entre las intervenciones pronunciadas esta semana por los presidentes hispanoamericanos ante la 68ª sesión plenaria de la Asamblea General de la Onu destaca la de Evo Morales por su acumulación de desatinos. El presidente boliviano ha arremetido directamente contra Estados Unidos y su presidente, Barac Okama, con unos “argumentos” absolutamente delirantes. El mandatario indígena ha abogado por la creación de un “tribunal de los pueblos” que tuviese como exclusiva misión juzgar a Obama por delitos de lesa humanidad, y ha presentado a este poco menos que como un terrorista internacional y una fiera depredadora que disfruta interviniendo militarmente países con el fin de apoderarse de sus recursos naturales. En la misma línea de tópicos tan queridos del progresismo a la violeta, ha formulado que “la guerra es el negocio del capitalismo”.

Y no contento con ello, Morales se ha sumado a la propuesta de su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, con quien mantiene excelentes relaciones y parece que una pugna por el primer puesto en lanzar absurdos. Morales apoya calurosamente a Maduro -que no ha ido a la sesión plenaria porque veía su vida amenazada-, en que debe cambiarse la sede de Naciones Unidas, actualmente en Nueva York, pues, ha dicho Morales, algunos líderes mundiales, entre los que se encuentra él mismo, no se sienten seguros en Norteamérica. Para Evo Morales “el centro de inseguridad está en Estados Unidos por culpa de su Gobierno”.

Semejante discurso, propio de un esperpéntico Tirano Banderas y que entra de lleno en la antología del disparate, no deja de causar tristeza. Desgraciadamente, confirma que con personajes como Evo Morales, anclados en unos programas e ideologías completamente trasnochados y que han demostrado hasta la saciedad su inoperancia para generar bienestar, progreso y riqueza, los países donde están al frente no van a salir de la miseria y el atraso. Mientras que este conspicuo representante del eje bolivariano se dedica a defender postulados peregrinos, arrojar acusaciones insensatas y proclamarse adalid del antiimperialismo, el PIB de Bolivia es uno de los más bajos de Hispanoamérica y sus ciudadanos no nadan precisamente en la abundancia. Será que el progreso no es progresista.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.