www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÍTICA DE ARTE

El surrealismo y el sueño

martes 08 de octubre de 2013, 15:30h
Dalí, Breton, Miró, Ernst, Magritte o Delvaux entendieron el sueño como una herramienta de experimentación que les condujo a ampliar la realidad más allá de lo explícito y de lo que el ojo es capaz de percibir. Una exposición en el Museo Thyssen incide en la relación entre el sueño y el surrealismo proponiendo por primera vez una muestra que aborda monográficamente dicha temática.
Dividida en ocho secciones y, a su vez, en dos plantas, la exposición El surrealismo y el sueño del Museo Thyssen permite contemplar 163 obras firmadas por Dalí, Breton, Miró, Ernst, Magritte o Delvaux.

Se trata de la primera muestra que aborda monográficamente esta temática no exenta de complejidad por la dificultad de dar a conocer al visitante, instruido o no en el surrealismo, una corriente artística cuyo propósito radica en sobrepasar lo real, lo que engrandece la visión imaginaria de quienes lo practican, pero repercute en la buena acogida de sus propuestas, ya sea por la exigencia que se deriva de comprender lo que representan o por la extrañeza que emana de su mensaje.

Aunque el surrealismo se ha visto reforzado entre el público general tras el éxito cosechado por la exposición dedicada a Salvador Dalí en el Museo Reina Sofía, no deja de percibirse una cierta desconexión entre las obras enmarcadas en este movimiento y quien las contempla, ya sea por falta de formación, de actitud crítica o de sensibilidad por parte del observador.

No ayuda a ese propósito el hecho de desposeer a las obras de unas cartelas explicativas con más información sobre la obra a la que acompañan, aunque compense la lectura del libreto que puede cogerse a la entrada de la exposición, y cuya lectura se hace necesaria para abordar con más conocimientos el recorrido. También puede ser recomendable adquirir una audioguía.

A sabiendas de las posibilidades de las obras surrealistas, que no se conforman sólo con ser observadas, sino que necesitan del espectador para completar lo que subyace de ellas, el Thyssen propone un amplio recorrido en el que reúne pintura, dibujo, fotografías, esculturas y vídeo instalaciones.

Obras de Henri Rousseau, De Chirico y Odilon Redon forman parte del espacio dedicado a aquellos que abrieron el camino de los sueños. A ellos les sigue otra sala en la El hombre invisible, de Dalí, se disputa la atención de los presentes con fotografías de Brassaï y una escultura de Max Ernst, entre otras piezas.

La conversación infinita es el título del tercer ámbito en el que está dividida la muestra y en el que el gran formato de la obra Mujer en la noche de Joan Miró acapara las miradas, lo mismo que las pinturas de Magritte tituladas El arte de la conversación.

En Más allá del bien y del mal aguarda Giacometti y su escultura Mujer degollada y el lienzo de Dalí Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada un segundo antes de despertar.

El omnipresente sueño y las posibilidades de ahondar en la sensualidad y el erotismo más allá de la censura o imposiciones de la vida consciente permite dar rienda suelta al espíritu creativo de los artistas representados en este espacio como Dora Maar – Piernas I y II- o Man Ray – Piscis. La mujer y su pez-.

En la planta baja del Museo Thyssen aguardan las secciones siete y ocho dedicadas, respectivamente, a Paisajes de una tierra distinta y Turbaciones irresistibles, en la que destaca Mensaje del bosque, de Toyen, y El cabo de las tempestades, de Magritte, por abordar la otra cara del sueño, la pesadilla.

Información sobre la exposición:

Lugar: Museo Thyssen.

Fechas: del 8 de octubre al 12 de enero.

Horario: de martes a domingo de 10:00 a 19:00 horas.

Entrada: 10 euros.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.