www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL ALCALDE, EN BICICLETA, CON DOS CHOFERES QUE CUESTAN A LOS VECINOS 132.849 EUROS

lunes 14 de octubre de 2013, 11:24h
Marcos Paradinas ha publicado un excelente reportaje de investigación en el que narra cómo el alcalde de un pueblo de Madrid presume de ir en bicicleta al trabajo. La imagen no puede ser más positiva. El regidor, en lugar de gastar en automóviles y contaminar, ha dado ejemplo paseándose a la bicicleta.

Se trata, sin embargo, de una farsa. Resulta que el alcalde mantiene su coche oficial de gran cilindrada. Los contribuyentes pagan el mantenimiento del vehículo, su limpieza, sus reparaciones, su seguro, su gasolina y su amortización. Y además dos choferes que, sumados sueldos y seguridad social, cuestan a los vecinos la friolera de 132.849,26 euros. El chofer titular tiene un sueldo, seguridad social aparte, de 51.167,36 euros, es decir, en el entorno de un ministro del Gobierno. Fue nombrado, según la información de Marcos Paradinas, por “su antecesor Gurtel, Arturo González, alias El albondiguilla”.

Se trata de un asunto menor. Pero revelador. Cada día aumenta el número de políticos que tratan de engañar a los ciudadanos con patrañas y que despilfarran de forma desmesurada el dinero público para atender su propia comodidad. Todo ello sin entrar en el sector corrupto que se forra el bolsillo con latrocinios continuos.

Como el ciudadano medio no se chupa el dedo, termina informándose de las trapisonderías, y por eso los partidos políticos, la clase política, ocupa el tercer lugar entre los diez grandes problemas que atosigan a los españoles.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.