www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Feministas, sindicalistas y el movimiento gay, reliquias del pasado

domingo 03 de noviembre de 2013, 17:28h
Los sindicalistas, hace 40, 50, 60 años, supusieron la mejor ayuda de los trabajadores. Los defensores de los “parias de la Tierra””. Los empresarios, terratenientes y demás sátrapas esclavizaban a los obreros sin piedad. Les explotaban, les humillaban, les pagaban (y hasta pegaban) con sueldos ridículos y no tenían derecho ni a rechistar. Ni siquiera, la más mínima defensa ante la prepotencia y prácticas dictatoriales de algunos depredadores del trabajo ajeno. Pero los sindicatos se unieron en defensa de los trabajadores, se enfrentaron a tanta injusticia, se unieron con arrojo y lograron recuperar su dignidad y sus derechos. Fue una lucha dura y ejemplar. Y pasarán a la Historia por su valentía y por su coraje. Uno de los hitos de la defensa de los derechos humanos.

Pero ahora, casi todos, en especial CCOO y UGT en España, se han convertido en unos grupúsculos de mafiosillos que se dedican a forrarse, a arruinar a las empresas con sus huelgas sinsentido y a vivir del cuento: mariscadas, fiestas desmadradas en la Feria de Sevilla, con ricos y abundantes cubalibres gratis total, a costa del contribuidor y todo tipo de triquiñuelas y saqueos a los pensionistas y desempleados.

Se les ha pasado el arroz, se han pasado de la raya y ya sólo hacen daño con sus reivindicaciones ideológicas y con sus sinvergonzonerías. Se forran, pero no dan un palo al agua. Sólo los piquetes dan palos a los trabajadores que no les secundan cuando organizan huelgas. Que son la inmensa mayoría.

Y de los llamados liberados, mejor ni hablar. Son las más dañinas sanguijuelas de las empresas. No trabajan ni media hora al año, pero malmeten y emponzoñan todo lo que pueden. Los trabajadores ya saben defenderse solos. No necesitan sindicalistas caraduras y vagos. Para eso, para defender los derechos de los trabajadores, ya están los tribunales y los abogados laboralistas.

También las feministas supusieron un hito en la Historia de la Humanidad. La píldora fue la mayor revolución de la mujer y les dio la independencia sexual y personal que no tenían. Hace apenas 50 años, las mujeres no podían ni votar, ni hacer prácticamente nada sin el consentimiento de sus maridos o padres. Como todavía ocurre en los países musulmanes.

Pero ya también sobran las feministas en Occidente, aunque en su día se erigieron como bandera de una gran revolución: la que situó a la mujer en el sitio que le correspondía. De igual a igual. También ejemplar y valiente. Pero, ahora, las mujeres normales no las necesitan para hacerse un sitio en la sociedad, para plantar cara, para equipararse con los hombres. Incluso, para superarles.

Las mujeres han tomado buena parte del poder en la Universidad: son mayoría y, en general, las mejores. Y en el trabajo están a un paso de desbancar a los hombres de los puestos directivos. Ya no necesitan locatis en porretas que jaleen la igualdad, pues, en buena parte, la han conseguido por méritos propios. Las feministas también sobran, pues todos, o casi todos, defendemos la igualdad. Bueno, todavía quedan machistas, pero son los menos y, además, resultan ridículos y marginados. Algún que otro moruno todavía anda suelto, con barrigota, rechoncho, bigotudo y ennegrecido por el sol del Sáhara o de Cádiz.

Y, por sobrar, ya sobran hasta los movimientos gais con sus pesadas y atronadoras fiestas, caravanas y desmadres callejeros exhibiendo sus pechos atiborrados de silicona. Y dando la tabarra con sus memeces. Es verdad que todavía queda mucho homófobo. Pero ya casi nadie desprecia a nadie por su condición sexual. Quizás unos pocos desfasados, como los sindicalistas, las feministas y los machistas. Los homosexuales son aceptados con todas las consecuencias en la sociedad. Incluso han acaparado, por ejemplo, el mundo de la Cultura. Pero, como decía un amigo un poco salidillo: cuantos más, mejor. Menos competencia.

Joaquín Vila

Director de EL IMPARCIAL

JOAQUÍN VILA es director de EL IMPARCIAL

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios