Ir a versión MÓVIL

www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Una de "ex" y algunas equis

sábado 09 de noviembre de 2013, 18:57h
Están saliendo grupúsculos para enderezar el trazado de la política actual. O, más concretamente, para corregir lo incorregible del Partido Popular. Aznar tuvo que ser, a marcha de pasodoble, quien advirtiera a Rajoy que no valen las tibiezas con los independentistas. Carnaza para el periodismo “amarillo” que tanto se lleva. Mas, reflexionando, el padre de la “criatura” -de don Mariano, se entiende- tiene no poca razón. Ante el soberanismo se impone la ley y mano firme que es la que no tiende Mas -quiero decir, la mano-, cada vez menos en el cacumen de este iluminado catalanista que le pone un crespón negro al Rey en su toma de posesión, prohíbe la lengua y la bandera españolas, se cisca en el Estado y deja plantada a la vicepresidenta del Gobierno en un acto de empresarios catalanes cuando Soraya Sáez de Santamaría era, en aquel momento, presidente en funciones al estar Rajoy en la “cumbre” iberoamericana de Panamá. Y pataleta al no dejarle hablar en la “cumbre” de Estados mediterráneos, sólo para ministros, se reserva el derecho de admisión.

Eso sí. Los lebreles del PSOE -Sorayas y Valencianos, más ese zurupeto de Óscar López- hicieron de galgos y podencos hincando sus dientes en la yugular del adversario. Con las demagógicas artes de “diálogo, diálogo y menos recortes sociales, sobresaliendo en la letanía “enseñanza y sanidad”. Nunca caridad, porque eso corresponde a la doctrina cristiana.

- ¿Qué opina usted del independentismo catalán y vasco…?
- Me abstengo.
- ¿Y de los supuestos falsos de Eres en Andalucía?
- A mí, que me registren.

En los registros de otros tiempos estaba la “la patada en la puerta” o José Luis Corcuera en persona, alias el “electricista”. Ha dado al cajetín de la luz y, tras un largo silencio, ha iluminado el escenario; o lo que es igual, viene a mostrar su comportamiento de gran español. A Rubalcaba y sus cuates les ha cantado las verdades del barquero. ¿Qué eso del federalismo?, ha venido a decir. ¿Y a qué viene tanta tibieza sobre la unidad de España cuando está bien clarito en la Constitución?, también ha venido a decir. Luego lo del independentismo es una chorrada, en otras palabras, y a los iluminados o salva-patrias se les ha de poner en su sitio.

- ¿Y usted, señor periodista, crítico con el PSOE, resalta estas declaraciones del ex ministro del Interior cuando fue acusado de malversación de los
fondos de su departamento para llevarle a la cárcel?
- Sí. Pero fue absuelto en el Supremo con la defensa de Leopoldo Torres Boursault, compañero de carrera con servidor, y abogado mío en causas nimias.
- Luego se impone el sentido común aun en la política.
- No voy a responder con el tópico de que es el menos común de los sentidos.
- Ya.

Mientras tanto, los turiferarios siguen paseando por las calles vacías el “y tú más”. Cuando no aplaudiendo (PSOE + IU+ cutres) la sentencia del Tribunal de los Derechos Inhumanos para la liberación de los sanguinarios etarras. Obra que inició el indigente político y cultural Rodríguez Zapatero con el llamado “proceso de paz” coronado por el magistrado socialista López Guerra. El mismo zurupeto que alentó a ZP al secesionismo catalán.

Otro ex, Alfonso Guerra, ha vuelto a la cordura al sugerir que el partido se implante en Cataluña exclusivamente con las siglas PSOE y no del PSC. Durante el felipismo, el Grupo Parlamentario Socialista de Cataluña fue abolido en las Cortes por González dando un puñetazo en la mesa. Claro que Alfonso Guerra fue quien criticó el reciente Estatut y luego votó a favor.

Hágase la sensatez como el electricista Corcuera hizo la luz cuando se fundieron los plomos. Iberdrola paga. Ahora es tarde, no hay remedio. (Al estribillo).

PD.- El Faisán, entre tanto, vuela magnífico, esplendoroso con su colorido penacho en la cabeza porque sabe que no hay cazador que lo alcance.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.