www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

derogación de la doctrina parot

Diez etarras salen de la cárcel y otros cuatro lo harán en las próximas horas

miércoles 27 de noviembre de 2013, 00:12h
Diez etarras han abandonado este lunes las prisiones en las que cumplían condena y otros cuatro lo harán en las próximas horas, después de que la Audiencia Nacional acordara pasado el medio día la excarcelación de estos catorce presos, en cumplimiento de la sentencia de Estrasburgo que anuló la retroactividad de la doctrina Parot.
La Audiencia Nacional ha acordado hoy excarcelar a catorce etarras en cumplimiento de la sentencia del Tribunal de Estrasburgo que anuló la retroactividad de la doctrina Parot. Diez de ellos ya han abandonado los centros penitenciarios en los que cumplían condena y está previsto que los otros cuatro lo hagan en las próximas horas.

Santos Berganza Zendegi, quien fuera miembro de la policía autonómica vasca y colaborador de la banda terrorista ETA, ha salido esta tarde de la prisión Alicante II, en Villena, poco antes de las cinco de la tarde. En prisión desde 1989 por delitos de asesinato en grado de tentativa, el ertzaina de 54 años fue detenido ese mismo año durante un tiroteo con efectivos de la Guardia Civil en el que fallecieron dos miembros de la banda terrorista.

La aplicación de la doctrina Parot prolongaba su encarcelamiento hasta 2019, ya que su salida de la cárcel estuvo fijada inicialmente hasta 2011. Santos Berganza fue condenado también, entre otros hechos, por el atentado cometido en julio de 1987 contra los depósitos de CAMPSA en Rivabellosa (Álava) y por colaborar en el atentado frustrado contra la Policía Nacional en el polideportivo de Mendizorroza (Vitoria) en mayo de 1985.

A las 17.00 horas abandonaban la cárcel de Zuera (Zaragoza), Jesús María Mendinueta, alias Manu, miembro del comando Vizcaya que asesinó a un guardia civil en presencia de su hijo de nueve años, e Ignacio Orotegui Ochandorena, condenado a 206 años de prisión por varios atentados, entre ellos el asesinato de un guardia civil retirado en 1985 en Lasarte (Guipúzcoa). A las puertas del centro penitenciario han acudido una veintena de familiares y amigos. Tras abrazarse y tomar unas fotografías, se han introducido en sendos coches para dirigirse a sus localidades de origen.

A la misma hora ha salido de la prisión de Teruel Juan Andrés Urquizu, condenado a 41 años, de los que ha cumplido 26, por el asesinato en San Sebastián de Enrique Moreno Arguilea, jubilado de 71 años de ideología comunista a quien la banda confundió con un policía. Una quincena de personas, entre ellas la hermana de Urquizu, han recibido al terrorista.

Otro de los excarcelados este martes es Francisco Javier Martínez Izaguirre, alias Javi de Usánsolo, condenado por el atentado que costó la vida al niño de 3 años Fabio Moreno Asla, que ha salido esta tarde de la cárcel Jaén II. Javi de Usánsolo, miembro del comando Vizcaya ha abandonado la prisión poco después de las 17.30 horas, según fuentes del centro penitenciario, que han asegurado que no se ha producido ningún incidente.

Martínez Izaguirre fue condenado a 85 años de prisión por el atentado ocurrido el 7 de noviembre de 1991 con un artefacto explosivo bajo uno de los asientos del coche del guardia civil Antonio Moreno Chica, en Getxo (Vizcaya), que causó la muerte del pequeño Fabio, así como heridas a su hermano Alexander y al propio agente.

En San Sebastián, la presa de ETA Gotzone López de Luzuriaga, abandonaba la prisión de Martutene a la misma hora. López de Luzuriaga, quien fue condenada por su relación con cuatro atentados perpetrados entre 1987 y 1989 cuando pertenecía al "comando Araba" de ETA, cumplía su condena en la cárcel vasca al estar aquejada de cáncer de pecho. La etarra ha sido recibida en torno a las 17.30 horas por un grupo de familiares que aguardaba en el exterior de la prisión donostiarra, arropada por varias decenas de allegados y simpatizantes de la izquierda abertzale.

Minutos antes de las 18.00 horas, la miembro de Eta Inmaculada Pacho salía de la prisión murciana de Campos del Río y abandonaba el centro penitenciario en una furgoneta blanca, junto a su pareja. Pacho, perteneciente al comando Vizcaya, fue condenada a 549 años de prisión, entre otras cosas, por la colocación en 1990 de un coche bomba en la comisaría de Burgos, que quedó destruida y 45 personas tuvieron que ser atendidas de diversas lesiones.

Esta misma tarde, el etarra Juan Ignacio Delgado Goñi ha abandonado la cárcel de Topas (Salamanca), donde ingresó en julio de 2011, aunque desde 1991 cumplía prisión en otros centros. El ahora excarcelado fue condenado a 128 años prisión por tentativa de asesinato, ocho delitos de terrorismo, tenencia de armas y explosivos, y con la aplicación de la doctrina Parot iba a salir el 28 de septiembre de 2021, sin ella hubiera cumplido su pena en 2012.

Poco después de las 18,00, Ignacio Fernández de Larrinoa ha salido de la prisión de Puerto I, en El Puerto de Santa María (Cádiz), entre insultos de varios familiares de víctimas de ETA que estaban a la salida del centro penitenciario. Junto a su mujer, la también excarcelada Miren Gotzone López de Luzuriaga, suman dos condenas superiores a cien años de cárcel por cuatro atentados perpetrados entre 1987 y 1989.

Minutos más tarde, el integrante del comando Donosti, Ignacio Erro, abandonaba la cárcel de Almería, a cuya salida le esperaban su mujer y en torno a una decena de amigos y otros familiares. Los periodistas congregados le han preguntado si se arrepiente de sus crímenes, a lo que el etarra no ha contestado. Erro, alias Pelos, estaba condenado por el atentado contra una patrulla de la Policía Nacional en la variante de Loyola (Guipúzcoa) de la N-I, perpetrado en junio de 1987.

Cuatro por salir
De los catorce presos etarras cuya excarcelación ha acordado este martes la Audiencia Nacional, aún quedan cuatro por abandonar la prisión en la que cumplen condena. Se sabe que José Ángel Biguri Camino, quien cumple condena desde 1989 por su participación en el atentado contra el cuartel de la Guardia Civil de Llodio (Álava) y que padece una grave enfermedad, no saldrá este martes de la cárcel de San Sebastián, según ha informado la Ertzaintza.

El resto de etarras que saldrán de prisión son Nicolás Francisco Rodríguez, Iñigo Akaiturri Irazabal y Bautista Barandalla Iriarte. Con estas nuevas catorce excarcelaciones ya son 55 los terroristas fuera de prisión, 50 de ellos etarras, desde la anulación de la retroactividad de la doctrina Parot.

Además, la Audiencia Nacional tiene previsto decidir este miércoles sobre la excarcelación de Kepa Solana Arrondo, quien se acogió durante un tiempo a la llamada "vía Nanclares" de arrepentidos de ETA, y sobre un miembro de los GAL -el primer excarcelado de este grupo-, en concreto Ismael Miquel Gutiérrez, jefe de un comando de la banda que asesinó a un ciudadano francés en 1985 al confundirle con un etarra.

Fuentes jurídicas han indicado que el 25 de diciembre saldrá de prisión Andoni Muñoz de Vivar, otro de los etarras que se acogió a la llamada "vía Nanclares" y de quien la Fiscalía ha pedido la libertad por error.

La Fiscalía pide otras cinco excarcelaciones
Tras la petición de esas dieciséis excarcelaciones (las catorce hechas efectivas y las dos sobre las que se decide este miércoles), la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido la excarcelación de otros cinco etarras.

Entre los cinco etarras sobre los que a última hora de esta mañana ha informado la Fiscalía destaca José Gabriel Zabala Erasun, condenado a varios cientos de años de prisión por haber cooperado en varios atentados con coche bomba, como los tres cometidos en 1992 y 1993 en Madrid en la calles Joaquín Costa y López de Hoyos y en la plaza de la Cruz Verde, en los que murieron en total 17 militares y dos civiles, y el coche que explosionó en 1992 en Santander y causó la muerte de tres personas.

También ha apoyado la liberación de José Ramón Martínez de la Fuente Intxaurregi, alias Txori, condenado por el asesinato del policía nacional Ángel Postigo Mejías, cometido en 1980 en Pamplona.

El tercero de los etarras de los que se pide la excarcelación, que decidirá en los próximos días la Audiencia Nacional, es Fernando Vicente de Luis Astarloa, condenado a más de cien años por el intento de asesinato de un joven de Baracaldo en enero de 1986, al que confundió con un policía, y otras dieciséis acciones del comando Orbaiceta de ETA, como varios intentos de matar a policías.

Finalmente, la Fiscalía ha informado a favor de que se libere a Josune Onaindia Susaeta y al miembro del comando Vizcaya Joseba Iñaki Zugadi.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.