www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRAS LA ENTREGA DE LAS ARMAS, ACERCAMIENTO DE LOS PRESOS ETARRAS

miércoles 04 de diciembre de 2013, 12:09h
Conforme al acuerdo, negociado de tú a tú entre el Gobierno Zapatero y Eta, a la entrega simbólica de las armas por parte de la banda terrorista, se producirá el acercamiento de los presos a las cárceles del País Vasco. La coacción sobre los funcionarios será agobiante y los delincuentes y asesinos etarras disfrutarán de todas las prebendas.

Rajoy se sentó en la silla curul de Moncloa gracias, en parte no desdeñable, a las campañas de las víctimas del terrorismo contra la política de indignidad de Zapatero, que terminó instalando en el poder de Guipúzcoa y San Sebastián a los proetarras, presentes también en el Congreso de los Diputados, amén de la excarcelación de presos significativos, la no persecución de Ternera y la sumisa aceptación de la eliminación de la doctrina Parot. A la vista de todo lo conseguido por la banda terrorista, resulta tragicómica la afirmación de que Eta ha sido vencida.

Mariano Rajoy está a punto de engullirse el penúltimo acuerdo del Gobierno Zapatero y Eta con el acercamiento de los presos etarras al País Vasco, tras la anunciada entrega de las armas. Somos muchos los que tenemos curiosidad de saber cómo explicará tamaño disparate ante la opinión pública. Lo que cada vez parece más claro es que el presidente se ha plegado dócilmente al pacto zapatético con Eta. Ciertamente tenía ante él el himalaya de la crisis económica y no ha querido abrir otros frentes. Pero la explicación de su política no supone la justificación de la indignidad cometida.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.