www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La seguridad es un monopolio del Estado

miércoles 11 de diciembre de 2013, 23:12h
El Parlamento era ayer escenario de una acalorada discusión entre las portavoces de PP y PSOE, Soraya Sáenz de Santamaría y Soraya Rodríguez, a propósito de uno de los aspectos más polémicos de la nueva Ley de Seguridad: el que habilita a los vigilantes jurados a que puedan identificar y detener en la vía pública a toda aquella persona que se halle inmersa en la comisión de un delito. En esta ocasión, el verbo “privatizar” que tanto conjuga la izquierda para desgastar al Gobierno es totalmente atinado, por cuanto la iniciativa en cuestión supone dejar de facto la seguridad pública en manos privadas. Hay todavía mucho que privatizar, antes de tocar una de las pocas cosas que deben seguir en manos de Estado: la seguridad.

La vigilancia de ciertos edificios oficiales está ahora en manos de empresas privadas, sin que ello tenga nada de particular. Otra cosa es que empleados de esas empresas privadas lleven a cabo funciones que son exclusivas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y que deben de seguir siéndolo, porque sólo el Estado tiene el monopolio de la violencia. El nuevo proyecto de Ley de Seguridad que impulsa ahora el Ejecutivo tiene bastantes aciertos, y un error mayúsculo: éste. En pleno trámite legislativo, es ahora el turno para que se presenten en el Senado aquellas enmiendas que los grupos consideren oportunas. Tiempo de sobra, pues, para que se corrija.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios