www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

¿A quién beneficia tanto odio en Cataluña?

jueves 12 de diciembre de 2013, 21:33h
Provoca una profunda pena y tristeza comprobar cómo todavía se sigue dando pábulo a los que buscan en el odio y el enfrentamiento su forma de vida. ¿Quién, si no, trabaja única y exclusivamente por algo ilegal? Sólo el que quiere ganar dinero.

Las cartas soberanistas están sobre la mesa desde hace mucho tiempo y el órdago de la independencia, ahora, también. Conocidas las preguntas de un imposible referéndum secesionista, resulta absurdo que se barajen posibilidades sobre si el resultado puede ser “Cataluña no es un Estado” o “Cataluña sí es un Estado” o “Cataluña es un Estado no independiente” o “Cataluña es un Estado independiente” porque, como a estas horas sabe hasta el propio Mas, no se va a realizar tal consulta.

Preguntarse hasta dónde está dispuesto a llegar el Gobierno para frenar esta amenaza es inútil hasta que se compruebe hasta dónde están dispuestos a llegar de verdad los soberanistas. Mientras, hay que insistir, resulta patético y lamentable comprobar cómo se intenta, desde determinados partidos políticos y medios de comunicación, arrancar al presidente o al ministro de turno la palabra “Ejército” o la expresión “por la fuerza”.

Los nacionalistas independentistas han hablado. Es el turno del Gobierno. Es la hora de que sin ruido, sin aspavientos, sin estridencias, pero con total y absoluta firmeza, Mariano Rajoy deje claro que Cataluña no puede decidir la forma de Estado para España, que el afán de unos cuantos con ínfulas de libertadores no puede romper la Constitución, dividir a los catalanes, a los españoles, generar conflictos innecesarios a cuenta de una Historia interpretada a conveniencia y al ataque constante con mentiras y acusaciones falsas de intento de liquidación de un territorio que, guste o no, es español.

Absurdo resulta hablar del resultado de una consulta separatista como absurdo es ponerse en la tesitura de una Cataluña fuera de España o de la UE o arruinada. Eso no se va a producir, no va a pasar, y la Justicia debería también empezar a tomar cartas en el asunto porque se está haciendo mucho daño a unos catalanes que quieren vivir en paz y a los que se está asustando en su casa con cosas que no van a pasar.

Y digo yo: ¿Cuánto tiempo seguirá el Gobierno catalán engañando a los catalanes con este referéndum separatista? ¿Se entenderá algún día eso de que la soberanía pertenece al pueblo y no a una parte del pueblo? ¿Es necesario tener que recordar el artículo 155 de la Constitución? ¿Tardará mucho Rajoy en adoptar las medidas necesarias para proteger el interés general?

Conocido que el referéndum no se va a celebrar, aunque persistan en su anuncio, y vistos los simposios antiespañoles, la última pregunta que habría que hacer se es a quién beneficia tanto odio y tanto enfrentamiento y si pagará algún día por amenazar la unidad de España y la tranquilidad y buena convivencia de los catalanes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.