www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El BCE y su compra de deuda soberana

domingo 09 de febrero de 2014, 08:03h
El Tribunal Constitucional (TC) de Alemania se ha inhibido en las querellas contra el Banco Central Europeo (BCE) por su plan de compra ilimitada de deuda soberana, considerándose no competente en este asunto, por lo que remite el caso al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE), que tendrá que dictaminar si una posible intervención del BCE en los mercados de deuda es conforme o vulnera los Tratados europeos. Aunque esta sentencia no cierre la cuestión, que queda abierta a posibles nuevos dictámenes -incluso del propio TC alemán, donde algunos de sus magistrados rechazan claramente el plan del BCE-, sí abre una vía de esperanza en la defensa del euro, sobre todo al ser atacado y sometido a peligrosos vaivenes, lo que motivó el plan de adquisición de deuda de forma masiva. La decisión del Karlsruhe se ha visto como un cuestionamiento de la posición del todo poderoso Banco Central alemán (Bundesbank) y un respaldo al Banco Central Europeo y su programa de compra de deuda.

Hace dos años, en unos momentos especialmente complicados para la zona euro, Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, declaró que haría cuanto estuviera en su mano por la estabilidad del euro y para que no se rompiese la eurozona por el descontrol y agravamiento de la crisis en los países del sur de Europa. Así, una de las medidas que propuso fue el programa “Outright Monetary Transactions” (OMT), que supondría la compra ilimitada de bonos soberanos a cambio de medidas estrictas de ajustes. El solo anuncio del OMT, que encontró el rechazo frontal del Bundesbank, y la posibilidad de ponerse en marcha transmitieron tranquilidad a los mercados y fueron un elemento decisivo en las bajadas que las primas de riesgo de países como España e Italia.

Sin ser desdeñable el OMT, y de hecho ya anticipó algunas de sus bondades, para que tuviera unos mejores efectos sería necesario que se acompañara de un avance cada vez más imprescindible en la unión política, económica, fiscal… de la UE, que permita competir sin quedarse atrás con economías emergentes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios