www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

la derecha de Le Pen avanza frente a los socialistas en el país galo

Hollande se plantea dimitir tras la debacle en las elecciones municipales

lunes 31 de marzo de 2014, 11:25h
El presidente francés, François Hollande, se dirigirá este mismo lunes a los franceses por televisión tras el varapalo sufrido por el Partido Socialista en las elecciones municipales y, previsiblemente, anunciará una remodelación de su gabinete, según ha adelantado el ministro de Agricultura, Stéphane Le Foll.

En declaraciones a RTL, Le Foll, muy próximo al presidente Hollande, ha afirmado que el mandatario tomará la palabra "sin duda en la televisión" para "explicarse" tras la derrota de su partido en las municipales. Según los resultados oficiales, la derecha, con la Unión por un Movimiento Popular (UMP) al frente, ha obtenido el 45,91 por ciento, la izquierda el 40,57 por ciento y el ultraderechista Frente Popular el 6,84 por ciento.

El ministro de Agricultura ha reconocido que se trata de "una derrota severa, clara y limpia" y la ha atribuido a que "una buena parte de nuestro electorado no ha votado". No obstante, ha considerado que "hay que mantener la cabeza alta y avanzar".

"El presidente está inquieto y al mismo tiempo determinado, no hay ningún abatimiento", ha explicado el titular de Agricultura, que ha dicho "imaginarse" que Hollande anunciará a los franceses cambios en su gobierno, del que todas las quinielas apuntan que saldrá el primer ministro, Jean-Marc Ayrault.

Las peticiones de cambios en el Ejecutivo también han comenzado a llegar desde las filas socialistas. La nueva alcaldesa de París, Anne Hidalgo, ha defendido este lunes que "hace falta un cambio muy importante de equipo, un cambio de gobierno".

En declaraciones a Europe 1, la gaditana ha subrayado que esto es lo que "los franceses esperan". Para Hidalgo, la primera mujer en ocupar la alcaldía de la capital, el gobierno tiene que "ganar en eficacia" pero también "necesita un equilibrio".

Según esta emisora de radio, Ayrault quiso presentar este mismo domingo por la noche su renuncia tras los malos resultados pero sus consejeros le disuadieron tras una larga discusión en Matignon. Finalmente, compareció para calificar de "mensaje claro" los comicios y defender que "debe ser plenamente escuchado". Asimismo, dijo que "el presidente extraerá las enseñanzas de este escrutinio".

Así las cosas, Hollande tiene previsto reunirse a primera hora de esta mañana con el ministro del Interior, Manuel Valls, el miembro del gabinete mejor valorado por los franceses y al que se ve como favorito para dirigir el nuevo gabinete, y, a continuación, almorzará con Ayrault, tras lo cual podría anunciar la crisis de gobierno.

El partido de la ultraderechista
El partido ultraderechista francés Frente Nacional (FN) se ha hecho este domingo con diez nuevas alcaldías --que se suman a la que logró la semana pasada por mayoría absoluta--, en medio de un incremento del respaldo a nivel nacional que le ha llevado a aumentar ocho puntos porcentuales -- del uno al nueve por ciento-- respecto a los comicios de 2008.

Las municipales celebradas estas dos últimas semanas se han saldado con un resultado muy positivo para la formación, que ha logrado además 1.200 concejales, un aumento espectacular comparado con los 60 que logró hace seis años.

Por ello, la líder del partido, Marine Le Pen, ha sostenido que el partido ha entrado "en una nueva etapa", lo que ha sido respaldado por su 'número dos', Florian Philippot, quien ha dicho que se trata de "los mejores resultados de la historia del FN en unas elecciones locales".

El FN se ha alzado con la victoria en Béziers, Fréjus, Beaucaire, Villers-Cotterets, Cogolin, Beaucaire, Le Pontet, Hayange, Le Luc y Camarets-sur Aigues, localidades que se suman a Hénin-Beaumont, en la que se impuso en la primera vuelta.

"Hemos entrado claramente en una nueva etapa. Es necesario que se cuente con una tercera fuerza política en nuestro país", ha dicho Le Pen, que ha pedido al presidente, François Hollande, que "entierre" el pacto de responsabilidad, según ha informado el diario francés 'Le Figaro'.

En las elecciones de este domingo, la derecha se habría impuesto en ciudades importantes consideradas hasta hoy bastiones de la izquierda tales como Saint-Étienne, Reims, Limoges o Amiens, en un signo más del duro revés que ha sufrido el gobernante Partido Socialista francés.

Según las proyecciones basadas en encuestas a pie de urna y datos oficiales, la izquierda ha conseguido en torno al 42 por ciento de los votos, mientras que la Unión por un Movimiento Popular (UMP, centro-derecha) y sus aliados han logrado la victoria con en torno al 49 por ciento. "El primer partido de Francia, es la UMP", ha proclamado el presidente en funciones de la UMP, Jean-François Copé.

La elección ha estado marcada por la abstención, la más alta de la V República, que estaría en torno al 38 por ciento, según las empresas de estadística.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios