www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Aznar, MTV Unplugged

viernes 02 de mayo de 2014, 19:26h
La España del desencuentro. Tensión en la mar de la China, en Tarrasa, en Barcelona y en la Villa y Corte. La resignación fatalista de Iberia no tiene consuelo posible ni con la vuelta de las carreras de caballos al Paseo de la Castellana. Este país no merece ser tomado en serio, más que lo justo para evitar descojonarse de la risa, en evitación de disgustos innecesarios.

Ni la una se llama Thelma, ni la otra se llama Louise, pero ¡Vaya par de elementas! En Barcelona, una señora, se cruza en la calle con el ministro del Interior, Jorge Fernández, y en lugar de espetarle por su nombre de pila o por sus apellidos por parte de padre y de madre, le llama «Fill de puta, feixista i cabró». Y nadie le pone un bozal ni le lava la lengua con lejía a la muy bestia, porque eso sí que sería de fachas.

En Tarrasa, otra mujer iracunda se acerca por la retaguardia a Pere Navarro, que no la vio venir, y al grito de ¡Hijo de puta! le arrea un puñetazo en todo lo alto del hocico que lo deja grogui. Si se me permite la respetuosa irreverencia, resulta que el pobre iba a la comunión de un familiar y le arrearon la hostia por el camino.

El problema de algunos políticos como Paco Homs, el estibador de las Ramblas que va babeando allí por donde pasa el rey Arturo, no es que estén más o menos atinados en sus consideraciones, sino que no dan más de sí, cual es el caso del menda, que puesto a opinar acerca de la agresión al líder del PSC, dice que «hay cosas que los políticos tenemos que aguantar», como si el insulto o el guantazo fuera en el sueldo, muy en la línea de Anasagasti.

Los arqueólogos han descubierto una tumba en Luxor con cincuenta momias de la dinastía de Tutankamón. Habrá que esperar el resultado de las investigaciones para saber si alguna de ellas se corresponde con el ADN de los cantonalistas del Paralelo. No me extraña que los pájaros de Chernóbil hayan conseguido adaptarse a la radiación ionizante.

El Ayuntamiento de Barcelona, siempre tan adelantado a su tiempo, ha aprobado una ordenanza que prohíbe tener atados a los perros más de dos horas. Pero a ningún edil se le ha ocurrido proponer otra en sentido contrario pensando en el homo sapiens, en el sentido de prohibir a algunos sujetos estar desatados más tiempo del mínimo indispensable para estirar las piernas y relajar los esfínteres, como los chuchos, en el pico esquina.

Guardiola tiene más futuro como candidato de CiU a la presidencia de la Generalitat, que de entrenador, después del meneo que le dio el Madrid florentino de Ancelotti al Bayern de Múnich. Son las cosas que pasan cuando uno se construye su propio mito.

En Villarreal, un energúmeno le lanza a Dani Alves un plátano desde la grada; y el barcelonista, que no es de Canarias sino de Brasil, en lugar de encararse con el imbécil, va y se lo come, demostrando que hay maneras civilizadas de llamar tonto del culo a semejante gilipollas.

Como Vicente Del Bosque, dudo mucho que en España seamos xenófobos, lo que viene siendo racistas negreros del KKK y matamoros, para entendernos; lo que hay es más cafre por metro cuadrado que en cualquier país serio, donde no suele ser habitual que una presentadora de televisión, de nombre Mariló, monte un numerito pelándose y comiéndose un plátano en el plató en señal de solidaridad con el mártir carioca. ¡Todo por el share!

Va a ser verdad que Somostodosmonos, somostodosmacacos, a la vista de las reacciones desaforadas que desencadenan en la borregada las campañas masivas de propaganda. El tonto no aprende; lo más que hace es limitarse a imitar.

Estamos perdiendo las formas y el decoro. Hemos pasado del «¡que les den por el culo!» de Luis de Guindos en Bruselas refiriéndose a la canallesca periodística, al «en mi puta vida he cobrado un sobre» de la vicepresidenta Soraya, después de que la Soraya socialista enfangase la moqueta del hemiciclo conjeturando acerca del presunto cobro de seiscientos mil talegos en concepto de sobresueldos.

Josemari, el eterno ofendido, se lamenta de que nadie ha contado con él para la compaña de las europeas. Y va Esperanza, siempre al quite, y dice que ella le organiza un mitin «rápidamente» para que no se quede con las ganas. Y va Alejo Vidal-Quadras, otro que tal baila, y lo invita a participar directamente en los mítines de Vox.

Floriano –me ahorro la rima-, esa eminencia, repitió hasta cinco veces que «con Aznar hay problemas de agenda», en su panoli empeño de disputar a Jordi Roca el título de ‘mejor pastelero del año’. Y va Josemari y lo deja todavía más en ridículo anunciando que a buenas horas no le queda ni un solo hueco en su agenda. Para mayor coña, después de pensarlo dos veces, encuentra un resquicio para hacer de telonero de su amigo Cañete; pero aclara que lo hace sólo por Miguel, no por Génova ni por Moncloa, que a todos esos bien que se la tiene jurada por tantos vacíos como le han hecho los muy mamones.

No será un mitin al uso, sino un unplugged para coleccionistas, como los del inolvidado solista de Nirvana, muy del estilo de Paul McCartney y Eric Clapton. Al ex presidente se le puede reprochar que sea más vanidoso inclusive que Kim Kardashian; pero pocos le pueden negar que otra gallina le cantaría al Gobierno si hubiera entre la bancada algún miembro, empezando por el presidente, con un poco más de determinación y mala leche.

Nada es lo que parece. En Netherlands no se habla de otra cosa que del presunto manoseo de las posaderas reales de Máxima de Holanda, Chica Magnum, a manos del alcalde de Amstelveen. Freed de Graaf asegura que nada es lo que parece, que no le tocó el culo a la reina, y que todo se debe a una ilusión óptica, aunque ganas no debieron faltarle ni a él ni a más de uno de palparle el trasero a la moza. Un respeto. Tiene razón Malena Costa cuando asegura de que «cinco minutos de espera es mucho para un hombre».

Autorretrato de una España en bucle. ¡Manda huevos! (Trillo) ¡Qué coñazo de desfile! (Rajoy) ¡Procedan a su expulsión, coño! (Posada). España, crispada. ¡Algo habrás hecho!

José Antonio Ruiz, periodista
[email protected]
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.