www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ELECCIONES EUROPEAS: VICTORIA DE LA ABSTENCIÓN

viernes 09 de mayo de 2014, 13:28h
Las encuestas más solventes reflejan la victoria de la abstención en las elecciones europeas. Frente al 31% de 1987, la cifra rondará este año el entorno del 55%. Un desastre por lo que supone de divorcio del ciudadano con la democracia, cuya expresión más genuina es el voto. Una parte considerable de la ciudadanía se siente distanciada de los partidos políticos por su prepotencia, su voracidad económica, su despilfarro incontenible y su corrupción. Esa es la realidad y no hay que darle más vueltas.

El equilibrio electoral, sin embargo, no parece que se hay modificado sustancialmente. Aunque una cosa son las encuestas y otra las urnas, el crecimiento de los partidos pequeños resulta muy menor. Ni siquiera UPyD consigue un resultado significativo. La lucha contra el bipartidismo fracasa por ahora, tal vez porque el ciudadano medio quiere estabilidad y la estabilidad deriva en toda Europa de la alternancia entre dos grandes partidos mientras que situaciones como aquella de la IV República francesa o la del pentapartido italiano descuartizan el sosiego de la vida ciudadana.

Tiene razón el señor Arias Cañete al centrar su campaña en que la gente vaya a votar. Una votación alta produce casi siempre moderación. Solo en el río revuelto de la abstención pueden pescar los partidos menores o los extremistas. Y en este caso, según las encuestas, ni siquiera es así. Las pequeñas agrupaciones, que esperaban dar la gran campanada el 25 de mayo, avanzan, pero tímidamente. Tras las elecciones europeas, España continuará vertebrada políticamente por el bipartidismo antes de enfrentarse con los grandes desafíos de las elecciones autonómicas y municipales, primero, y de las elecciones generales, después.

Luis María ANSON

de la Real Academia Española

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios