www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La bandera gay en la embajada de Estados Unidos

lunes 19 de mayo de 2014, 08:05h


La embajada de Estados Unidos en Madrid amanecía ayer con dos banderas: la norteamericana de las barras y estrellas y la arco iris de gays y lesbianas. Fue el propio embajador, James Costos, el encargado de izarla; según él mismo afirmó en la cuenta de Twitter de la legación, para conmemorar el Día Internacional contra la Homofobia.

En España, la igualdad de derechos con independencia de sexo, raza, religión o cualquier otro tipo de condicionante está consagrada en el artículo 14 de la Constitución. En los países occidentales, Estados Unidos incluido, sucede otro tanto. De ahí que no acabe de entenderse muy bien el sentido de convertir la embajada de un país en una suerte de meeting point del orgullo gay. La orientación sexual del embajador Costos -es gay, y vive con su pareja en la residencia oficial- no influye en absoluto para el desempeño de sus funciones, pues pertenece a la esfera de lo estrictamente privado y, en este punto, la mayoría de la gente civilizada ha sabido valorar la honestidad, franqueza y aplomo del embajador americano para vivir su vida sin tapujos y como mejor le plazca.

Si el señor embajador quiere congraciarse con una causa concreta, que lo haga a título particular, sin por ello utilizar la embajada para ello. Con el mismo argumento, se debería de izar una enseña conmemorativa del día mundial contra la tortura, para la prevención del cáncer de piel o por la supresión de la pena de muerte, y no se hace. Lógicamente: una cosa es la vida privada y otra la representación del Estado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios