www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El primer ministro francés se pronuncia sobre la victoria del Frente Nacional

Valls: "Este escrutinio es un terremoto y la UE debe responder muy rápido"

domingo 25 de mayo de 2014, 21:28h
El primer ministro francés, Manuel Valls, dijo que la victoria este domingo del ultraderechista Frente Nacional en las elecciones europeas en Francia es "un terremoto" y que las instituciones europeas, y los gobiernos, deben responder "muy rápido" para hacer todo lo posible por el crecimiento y el empleo.
Valls, en una declaración a los franceses marcada por la emoción que dejaba traslucir su voz, reconoció que hay "una crisis de confianza" y anunció que va a continuar con las reformas que ha puesto en marcha desde que hace ocho semanas llegó al puesto de jefe del Gobierno.

"Este escrutinio -subrayó- es más que una nueva alerta, es un shock, un terremoto" porque ha puesto a la extrema derecha "netamente en cabeza", al tiempo que los partidos de gobierno han tenido un "resultado mediocre, en particular la mayoría y la izquierda".

El primer ministro socialista también culpó de ese estado de cosas a las instancias europeas: "Desde hace años se considera que Europa está demasiado distante y demasiado alejada de vuestras preocupaciones cotidianas. Europa ha decepcionado, es un hecho".

Por ello, hizo hincapié en que "corresponderá a las instituciones europeas, a todos los gobiernos, responderos y hacer lo posible por el crecimiento y por el empleo. Necesitamos una Europa más fuerte, más justa y más generosa".

En el plano interior francés, recordó que lleva ocho semanas al frente de un Gobierno que "está a vuestro servicio" y que tiene que "ir más rápido".

Justificó la continuidad de esa política, en que para financiar rebajas masivas de las cotizaciones a las empresas congeló las pensiones, los sueldos de los funcionarios y las prestaciones sociales, porque "Francia tiene que reformarse".

Recordó que el objetivo de esas medidas es hacer más competitivas las empresas para que vuelvan a crear empleos y reducir el déficit público para poder reactivar la economía.

Y, sobre todo, insistió en que los dispositivos de ajuste llevan en paralelo otros para preservar a los grupos más vulnerables, por ejemplo con la exención del impuesto sobre la renta de 1,8 millones de personas "gracias" al dinero que se está consiguiendo en la lucha contra la evasión fiscal.

"Vivimos una crisis de confianza, pero hay que salir. Pido una reacción republicana", indicó Valls, antes de concluir reiterando que "seguiremos con energía y por el amor a Francia".

Según las primeras estimaciones de los institutos de sondeo, el FN consiguió en torno al 25 % de los votos, netamente por delante de la conservadora Unión por una Mayoría Popular (UMP), que se quedó con el 20-21 %.

El Partido Socialista del primer ministro tuvo que conformarse con la tercera posición y algo más del 14 %, lo que podría ser el porcentaje más bajo de todas las elecciones europeas (el suelo anterior fue el 14,5 % en 1994).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios