www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

nuevo nombramiento en el Constitucional

¿Cómo se elegirá al sustituto de Roberto García-Calvo?

domingo 18 de mayo de 2008, 21:50h
Actualmente, conforman el Tribunal Constitucional español, intérprete supremo de la Constitución, doce magistrados. Entre ellos, seis son progresistas cercanos al Gobierno del PSOE (María Emilia Casas, Pascual Sala, Eugenio Gay, Elisa Pérez, Manuel Aragón y Pablo Pérez Tremps) frente a otros seis considerados conservadores próximos al PP (Guillermo Jiménez, Vicente Conde, Javier Delgado Jorge Rodríguez Zapata y Ramón Rodríguez Arribas), entre los que se encontraba el recientemente fallecido Roberto García-Calvo.

Aunque todos sus miembros tienen el deber de ejercer sus funciones desde el principio de la imparcialidad, la existencia de una tendencia conservadora y otra progresista en el seno del TC es conocida por todos.

Éstos doce juristas son nombrados por el Rey mediante Real Decreto a propuesta de las Cámaras que integran las Cortes Generales (cuatro por el Congreso y cuatro por el Senado), del Gobierno (dos) y del Consejo General del Poder Judicial (dos).

Todos ellos son elegidos entre profesores de universidad, fiscales, magistrados, funcionarios públicos o abogados, todos ellos juristas de reconocido prestigio.

En el caso del magistrado Roberto García-Calvo, éste fue nombrado a propuesta del Congreso con la aprobación de tres quintos de sus integrantes, es decir, lo que en términos jurídicos se conoce como una mayoría cualificada.

Por ello, ahora la elección de su sustituo dentro del TC le corresponde también a la Cámara Baja. Además, lo lógico y habitual es que el nuevo magistrado sea de la misma tendencia política que García-Calvo.

Según dicta la Resolución de 25 de mayo de 2000 de la presidencia del Congreso, es la Mesa de esta Cámara la encargada de poner en marcha el mecanismo mediante el cual se elegirá al nuevo magistrado. Sin embargo, dicho reglamento no señala cuándo debe comenzar éste.

Tal y como señala esta normativa, cada grupo parlamentario debe proponer a un candidato. Éstos serán analizados y juzgados en función de su idoneidad ante la Comisión Consultiva de Nombramiento del Congreso. Este órgano es el encargado de señalar si el perfil de cada candidato se adecúa al de un miembro del Constitucional.

Una vez que los candidatos son propuestos formalmente por la Mesa del Congreso, ésta somete a votación su elección. El nuevo magistrado debe ser elegido por mayoría de tres quintos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios