www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google
Las chorradas de Pedro Sánchez

Las chorradas de Pedro Sánchez

jueves 02 de octubre de 2014, 12:02h
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha anunciado este jueves que, si llega a la presidencia del Gobierno, hará que las víctimas de la violencia de género sean reconocidas con funerales de Estado en los que él estará presente como presidente del Ejecutivo.

Así lo ha asegurado en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, en el que ha reclamado la necesidad de hacer una "causa común frente al terrorismo machista" y de aumentar los presupuestos contra la violencia de género. "Ahí es donde va a estar el Partido Socialista", ha remachado.

"Espero ser presidente del Gobierno. Haré que la víctimas del terrorismo machista sean también reconocidas con funerales de Estado con la presencia del Gobierno y del presidente del Gobierno en el momento en que se produzcan esos asesinatos", ha explicado.

Hasta aquí la información. Tienen razón Pedro Sánchez y todos los que rechazan la violencia machista como una de las mayores lacras de la sociedad. Y tiene razón al pedir todos los esfuerzos de la sociedad, de la Administración y de la Justicia para atajar estos brutales y crueles delitos y, en cualquier caso, castigar con la máxima dureza a aquellos que los cometan. Pero de ahí a celebrar funerales de Estado por cada víctima de la violencia machista roza lo esperpéntico. Se trata de una nueva chorrada del secretario general del PSOE que ya no sabe qué hacer y decir para llamar la atención y, lo peor, cree que así va a lograr más votos.

Es natural, aunque resulte triste, que los políticos planteen propuestas meramente electoralistas. Lo que ya no es tan natural es que la mayoría de las propuestas de Pedro Sánchez resulten bobadas sin ningún sentido. Puede satisfacer a las feministas radicales a las que quiere recuperar de muchas maneras. De hecho, ya ha encabezado una manifestación a favor de la ley del aborto de Zapatero, pese a que Rajoy acababa de retirar la reforma que había encargado a Ruiz-Gallardón. Algo también absurdo, pues si el Gobierno mantiene la ley en vigor a qué cuento viene organizar una manifestación. Pues eso; de momento, chorrada tras chorrada. A este paso le va a costar ser presidente del Gobierno, aunque ya solo sueñe con ello.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+
0 comentarios