www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÓNICA ECONÓMICA

Aumenta el paro, sí, pero menos. Y el empleo crece

viernes 03 de octubre de 2014, 00:54h
El número de parados ha aumentado en 19.720 personas en septiembre. Por J.C

El empleo es la clave. La clave de la recuperación económica, y la clave política, también. Por eso hay que observar los datos de paro y de empleo con sumo cuidado. Vamos primero con la evolución del paro.

El número de parados ha aumentado en 19.720 personas en septiembre. De agosto a marzo, los datos de paro suelen ser “malos”, y de abril a julio, “buenos”. De modo que entra dentro de lo esperado, que suba el paro. Además, lo hace al menor ritmo desde que comenzó la crisis. De 2008 a 2013, ambos inclusive, el paro aumentó de media en 70.812 personas. Además, desde 2011, el número de parados añadidos no deja de caer.

Si miramos la evolución interanual del paro, desde octubre de 2013 estamos en tasas negativas. Pero así como ese descenso del paro se ha ido acelerando, sólo lo ha hecho hasta julio de 2014, con una caída interanual del -6,59 por ciento. A partir de entonces, el descenso del paro continúa en ritmos apreciables, pero más moderados, que en septiembre de este año han sido del -5,86 por ciento.

Por sectores, y en términos interanuales, el paro aumenta menos lentamente en la agricultura (9,98 por ciento), y sigue aumentando en los que no tienen empleo anterior (2,42). Sigue cayendo al mismo ritmo en los servicios (-4,18 por ciento), en la industria (-11,53) y en la construcción (-17,98 por ciento).

Vamos ahora con el empleo, del que la afiliación a la Seguridad Social es un indicador muy aproximado. En el mes de septiembre, de 2008 a 2013, la afiliación cayó sobre el mes anterior, y en 2014 ha subido. En términos interanuales, la afiliación cayó en septiembre de 2008, y lo ha hecho desde entonces, hasta este año, cuando ha subido un 2,18 por ciento, no muy lejos de la subida que experimentó en septiembre de 2007 (2,74 por ciento).

Hay 16.661.703 cotizantes de media en septiembre de este año. El número de cotizantes sube, en términos interanuales, desde febrero de este año. Y el ritmo de crecimiento se acelera hasta el 2,13 por ciento actual. En enero de 2013 se produjo el cambio de tendencia, cuando la caída en la afiliación fue más pronunciada (-5,40 por ciento). Desde entonces, la situación ha ido mejorando de forma paulatina y consistente.

¿Cuáles son, pues, las buenas y malas noticias? Las buenas noticias incluyen: 1) Que el paro sube menos en este septiembre que en los anteriores, 2) Que desciende interanualmente, y lleva meses haciéndolo, 3) Que se crea empleo, 4) que en términos interanuales, crece, y que incluso 5) ese crecimiento aumenta mes a mes.

Pero hay sombras. El paro cae más rápido que lo que sube el empleo. ¿Por qué se produce eso? Porque 1) hay menos gente buscando empleo; cae la población activa. Hay menos demandantes porque 2) no tienen esperanzas de encontrar un puesto de trabajo, pero sobre todo porque 3) hay una emigración de la población joven; una población que cuenta con capital humano, pero necesita del otro capital para generar rentas (sueldos), y eso tienen que buscarlo fuera.

Por otro lado, 4) se incrementan los contratos a tiempo parcial, lo cual no es necesariamente malo, si coincide con los deseos de los trabajadores, pero da una medida de que el empleo que se crea no es de buena calidad.

Sólo tenemos los datos de salarios medios hasta 2013. Pero si vemos la serie histórica, observamos que incluso en los años 2008, 2009 y 2010, el salario medio crece a buen ritmo, mientras que el paro se dispara. En 2011 y 2012 ocurre lo mismo, aunque a ritmos atenuados. Es en 2013, cuando afecta de lleno la reforma laboral, cuando los salarios dejan de crecer. Y es entonces cuando se recupera el mercado de trabajo. Es decir, que los buenos (y ya hemos visto que no tan buenos) datos de empleo son a costa de que los sueldos hayan dejado de crecer.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.