www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La formación de Pablo Iglesias aniquila a IU y hunde a UPyD y al PSOE

jueves 06 de noviembre de 2014, 09:02h

De los análisis hechos sobre la irrupción de Podemos en el tablero político faltaba saber de dónde proceden los votantes del partido de Pablo Iglesias. En la encuesta del CIS publicada este miércoles se recogen estos datos. El 45 por ciento de los votantes de Izquierda Unida se pasan a Podemos, el 28 por ciento de UPyD, el 24 por ciento del PSOE y solo el 6 por ciento del PP. Esto es; de cumplirse los vaticinios demoscópicos, IU pasaría a ser prácticamente un partido extraparlamentario, el PSOE se desangraría por su izquierda y UPyD resultaría aplastado. La caída del PP, en cambio, se produce por la masiva abstención de sus votantes tradicionales.

Estos datos deberían hacer reflexionar a los partidos más afectados por la irrupción de Podemos. Cayo Lara ya no representa a la “izquierda auténtica” y ha pasado a ser considerado como un miembro más de la casta. IU se ha quedado sin mensaje, muchos de sus dirigentes han sido también imputados en casos de corrupción y sus mensajes suenan rancios.

A Pedro Sánchez le convendría admitir que su problema no es el PP. Es verdad, que como jefe de la Oposición debe denunciar al Gobierno en todo aquello que considere perjudicial para los intereses ciudadanos. Pero su gran enemigo electoral no es Rajoy, sino Pablo Iglesias. Y también le convendría saber que si llegara a pactar con Podemos, el PSOE podría ser fagocitado y desaparecer del mapa político. Que el 24 por ciento de sus votantes tradicionales se pasen a Podemos debería hacerle recapacitar sobre su estrategia política.

UPyD, que surgió con ímpetu y como esperanza de romper el bipartidismo, ante la opinión pública ha sido relevado en ese papel por Podemos. Rosa Díez también forma ya parte de la “casta” y las expectativas que creó al formar un partido regenerador se han diluido con el tiempo. Tampoco su actitud autoritaria le ha ayudado mucho. Solo un pacto con Ciudadanos podría salvar a UPyD del desastre.

Y el PP, pese a todo, resulta el partido menos perjudicado por Podemos. Que un 6 por ciento de sus votantes se pueda pasar al grupo político de Pablo Iglesias es irrelevante. El problema del partido del Gobierno reside en que muchos de sus votantes se abstendrían decepcionados por el incumplimiento de algunas promesas electorales e indignados por los casos de corrupción. Y aunque hay más imputados del PSOE que del PP, el partido del Gobierno aparece como responsable ante la opinión pública. Por ser el poder establecido y por su protagonismo en los últimos escándalos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios