www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CONFIDENCIAL

¿Qué privilegios tenía el Frente Atlético?

martes 02 de diciembre de 2014, 08:07h

El Frente Atlético ha tenido que protagonizar otro incidente con seguidores de un equipo contrario, con el resultado de un asesinato, para que el Atlético de Madrid expulse del estadio al grupo neonazi. Y es que el Frente Atlético es ya supuestamente responsable del asesinato de dos seguidores de equipos rivales. Las declaraciones de los directivos del club tras conocerse el asesinato de Francisco Javier Romero no pudieron ser más torpes. El consejero delegado, Gil Marín, afirmó que él no “era quién” para disolver al grupo ultra. El presidente, Enrique Cerezo, dudaba de la autoría del asesinato, y el entrenador Simeone, comentó que “la violencia era un problema de la sociedad”. Sí, sobre todo de la suya.

Equipos como el Real Madrid, el Barcelona y el Sevilla ya decidieron disolver a sus grupos violentos, retirándoles el carné de socios y prohibiéndoles la entrada a los estadios.

Francisco Javier Romero, Jimmy, el seguidor del Deportivo de la Coruña que murió el domingo durante una reyerta entre ultras de ese equipo y del Atlético de Madrid sufrió un "traumatismo craneoencefálico con hemorragia y el estallido del bazo por un golpe provocado posiblemente por una barra de hierro".

Así se refleja en la autopsia practicada a según han informado a Efe fuentes de la investigación. La víctima sufrió "traumatismo craneoencefálico con hemorragia interna y estallido de víscera maciza, bazo, provocado posiblemente con barra de hierro de 2,5 centímetros de grosor".

Tras este brutal asesinato, se han conocido los privilegios que gozaban los componentes del Frente Atlético: entradas, cuartos de material en las instalaciones de los clubes, la organización de viajes y el negocio de la venta de esas entradas. El grupo ultra se encargaba hasta de la gestión de los bares que se encuentran dentro del estadio junto a la grada en la que se sitúan en todos los partidos, con el beneplácito del club. Conseguían entradas para todos los desplazamientos, que luego revendían para financiarse y mantenían una estrecha relación con altos cargos del club para conseguir abonos y evitar listas de espera.

Fundado oficialmente en 1982, el Frente Atlético está formado por 2.500 miembros, aunque en la grada llegan a juntarse hasta 4.000 personas. Los abonos más baratos del Vicente Calderón son los suyos y se ha convertido en un reclamo para atraer a aficionados jóvenes. De ideología neonazi, es habitual que en los partidos pronuncien cánticos racistas, ondeen banderas y enseñas preconstitucionales y se cante el "Cara al Sol".

Su historial de violencia vivió su punto álgido hace 16 años, el 9 de diciembre de 1998. Atlético y Real Sociedad se enfrentaban en UEFA en el campo de los madrileños cuando un grupo de miembros del Frente Atlético arrinconó a Aitor Zabaleta, un aficionado de la Real Sociedad que había viajado a ver a su equipo. Ricardo G. C. miembro de la facción Bastión 1903 asestó una puñalada que acabó con su vida y conmocionó al fútbol español. Sin embargo, a pesar de la presión social, la muerte de Zabaleta no trajo consigo la disolución del grupo ultra, que siguió contando con el beneplácito del club para entrar en el Vicente Calderón y mantuvo todos sus privilegios hasta el presente, convertido en el grupo ultra más poderoso de España, con vínculos en otros países europeos como Italia y Alemania.

El Atlético de Madrid, por fin, ha reaccionado. Ha debido escocerle tener que seguir los pasos de su eterno rival, el Real Madrid y del Barcelona. Simeone se ha quedado sin los amigos a los que jaleaba desde el banquillo para amedrentar al árbitro y a los equipos rivales.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios