www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA FUGA DEL ETARRA DEJA EN PERNETAS A RAJOY

jueves 12 de marzo de 2015, 13:25h
Victoria Prego lo ha explicado muy bien: “Una desidia que daña la confianza...

Victoria Prego lo ha explicado muy bien: “Una desidia que daña la confianza en el sistema”. Si la escapada de Plazaola se hubiera producido en tiempos de Zapatero habríamos pensado que era fruto de la negociación indigna, de tú a tú, entre el Gobierno y la banda terrorista. Como en la silla curul de Moncloa está sentado Mariano Rajoy, el periodismo sagaz carga la gran vergüenza de la fuga del terrorista sobre la desidia política.

No hay que lamentarse. De lo que se trata ahora es de buscar y encontrar al responsable o a los responsables de la lenidad que ha conducido al ludibrio nacional e internacional por lo ocurrido y a la estupefacción de la opinión pública española.

Que el Tribunal Supremo decida encarcelar a un asesino etarra y que los agentes que deben cumplir la sentencia no reciban la orden de proceder a la detención hasta cinco horas después, parece un monólogo de Gila. Algo tendrá que decir el ministro Fernández, algo el presidente del Gobierno, algo la cadena de mandos de las Fuerzas de Seguridad.

En lugar de un país occidental destacado en la Unión Europea, España ha dado sensación de república bananera. La imagen de nuestra nación se ha deteriorado y no se puede aceptar lo ocurrido con el argumento de que el tiempo lo arregla todo. No. Es necesario que el responsable o los responsables del desaguisado den la cara ante la opinión pública.