www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

VESTAGER AFIRMA QUE AHORA ES EL TURNO DE GOOGLE PARA DEFENDERSE

La Comisión Europea acusa a Google de abusar de su posición de dominio y abre investigación a Android

miércoles 15 de abril de 2015, 12:38h
La Comisión Europea acusa a Google de abusar de su posición de dominio y abre investigación a Android
La Comisión Europea (CE) acusó este miércoles formalmente a Google de abusar de su posición de dominio al favorecer sus propios productos en las búsquedas en internet, y anunció la apertura de una investigación antimonopolio a su sistema operativo para móviles, Android.

La Comisión informó en un comunicado de que ha enviado un pliego de cargos con esas acusaciones formales a la compañía, más de cinco años después de haberle abierto una investigación.

La CE cree que el gigante informático "abusó de su posición dominante en los mercados de los servicios generales de búsquedas en internet en el espacio económico europeo, favoreciendo sistemáticamente la comparación de su propio producto de compra en las páginas de resultados de búsquedas generales".

"La visión preliminar de la Comisión es que tal conducta infringe las normas antimonopolio de la UE porque reprime la competencia y perjudica a los consumidores", señaló el Ejecutivo comunitario, que recordó que el envío de este pliego "no prejuzga el resultado de la investigación".

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, afirmó que Google "tiene ahora la oportunidad de convencer a la Comisión" de que no ha incurrido en un comportamiento anticompetencia, pero advirtió de que, "si la investigación confirma nuestras preocupaciones, Google tendrá que hacer frente a consecuencias legales y cambiar la manera en que hace negocios en Europa".

La Comisión inició en 2010 una investigación para esclarecer si el modelo de negocio de Google podía suponer un abuso de posición dominante que restringiera la competencia en el sector de las búsquedas y la publicidad en línea.

El antecesor de Vestager, Joaquín Almunia, apostó durante su mandato por llegar a un acuerdo con Google que haga legalmente vinculantes los compromisos ofrecidos por la empresa para disipar las dudas de Bruselas.

En cambio, rechazó la última oferta hecha por el gigante estadounidense ante la continuación de las quejas de sus competidores, e instó a la empresa a remitir una nueva propuesta.

La multinacional tendrá ahora la oportunidad de defenderse e incluso participar en una audiencia con los responsables de Competencia de la CE, que en última instancia, si no ve satisfechas sus exigencias, podría imponer a Google una multa de hasta el 10 por ciento de su facturación.

La Comisión especificó que continúa su investigación formal a Google sobre los otros aspectos de su comportamiento sobre los que aún alberga dudas: un posible trato de favor a otros servicios especializados de búsquedas en los resultados del buscador, la copia de contenidos de las webs de competidores, la exclusividad de la publicidad y "restricciones indebidas" a anunciantes.

En paralelo, la Comisión anunció la apertura de una investigación aparte sobre "la conducta de Google en relación con el sistema operativo móvil Android".

La CE quiere saber si Google ha impulsado acuerdos "anticompetitivos" o "abusado de una posible posición de dominio" en el campo de los sistemas operativos para móviles inteligentes.

Google dice estar en "fuerte desacuerdo" con la acusación formal de la CE

El gigante estadounidense de la tecnología Google dijo hoy que está en "fuerte desacuerdo" con la decisión de la Comisión Europea (CE). Google afirma en una entrada de su blog europeo titulada "La búsqueda del daño", que por ello "disiente respetuosa pero enérgicamente" con el envío de un pliego de cargos como ha hecho hoy el Ejecutivo comunitario.

La multinacional de internet recalca en su blog que está deseando explicarse y defender su caso ante la CE en las próximas semanas, indicó el vicepresidente sénior de Google Search (Buscador), Amit Singhal, en el blog europeo de la compañía.

La CE cree que el gigante informático "abusó de su posición dominante en los mercados de los servicios generales de búsquedas en internet en el espacio económico europeo, favoreciendo sistemáticamente la comparación de su propio producto de compra en las páginas de resultados de búsquedas generales".

En paralelo, la Comisión anunció una investigación sobre "la conducta de Google en relación con el sistema operativo móvil Android", porque quiere saber si ha impulsado acuerdos "anticompetitivos" o "abusado de una posible posición de dominio" en el campo de los sistemas operativos para móviles inteligentes.

La empresa afirma que, si bien Google "puede ser el buscador más utilizado, la gente puede ahora encontrar y acceder a información de muchas maneras diferentes y las alegaciones sobre perjuicios para consumidores y competidores han demostrado estar lejos" de la verdad.

Asegura que "la gente tiene ahora más elección que nunca", dado que hay "numerosos otros buscadores como Bing, Yahoo, Quora, DuckDuckGo y una nueva ola de asistentes para las búsquedas como Siri de Apple y Cortana de Microsoft".

Además, alega existen "raudales" de servicios especializados como Amazon, Idealo, Le Guide, Expedia o eBay.

Por otra parte, agrega el gigante tecnológico, los consumidores "utilizan cada vez más páginas de redes sociales como Facebook, Pinterest y Twitter para encontrar recomendaciones, tales como dónde comer, qué películas ver o cómo decorar sus hogares".

Asimismo, insiste en cuanto a las noticias, los usuarios "pueden ir a menudo directamente a sus páginas favoritas".

Singhal escribe además sobre sus competidores como Axel Springer, Expedia, TripAdvisor y Yelp (todos denunciantes en este caso, según afirma) que todos ellos han asegurado que la práctica de Google de incluir los resultados de sus servicios especializados como la búsqueda de vuelos mapas y resultados locales, entre otros, ha perjudicado de manera importante sus negocios.

"Pero su tráfico, sus ingresos y beneficios (así como los argumentos ante inversores) cuentan otra historia", afirma.

En otra entrada en su blog europeo, el vicepresidente de Ingeniería de Android, Hiroshi Lockheimer, asegura que ese sistema operativo ha sido "un elemento clave al estimular la competencia y la elección, bajando los precios y aumentando las opciones para todo el mundo (en la actualidad hay unos 18.000 dispositivos distintos)".

La CE ha planteado cuestiones sobre los acuerdos de asociación, pero Google recalcó que es importante recordar que estos son voluntarios y "facilitan verdaderos beneficios a los usuarios, desarrolladores y a todo el sistema".

"Los acuerdos de distribución no son exclusivos, y los fabricantes Android instalan sus propias aplicaciones y otras de compañías terceras", alega.

"Estamos deseando discutir estos asuntos con más detalle con la CE en los próximos meses", afirmó Lockheimer.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.