www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PATADA AL PP EN EL RABEL DE RODRIGO RATO

miércoles 15 de abril de 2015, 14:12h
La crueldad de la vida política se ha puesto de manifiesto, una vez más, en el trato dispensado...
La crueldad de la vida política se ha puesto de manifiesto, una vez más, en el trato dispensado a Rodrigo Rato. Sub iudice la gestión del expresidente de Bankia, convendría dejar que los jueces trabajen con serenidad y sin prisas. Los partidos hostiles al PP, sin embargo, se han lanzado en tropel contra Rodrigo Rato, sin dejarle respirar. El puntapié que le han asestado en el rabel tiene como destino al Partido Popular. Rato fue con el PP vicepresidente del Gobierno y ministro. Piensan las agrupaciones que rivalizan con Rajoy que pueden hacer daño golpeando con saña al que lo fue todo o casi todo en la etapa en que José María Aznar presidió el Gobierno.

Y tal vez no se equivoquen. Las patadas al PP en el trasero de Rato tienen eco evidente en la opinión pública. Conviene subrayar, sin embargo, que constituyen una injusticia. Si Rato ha cometido algún delito, a los tribunales de justicia corresponde la sanción. Pero el linchamiento público al que está siendo sometido es de una crueldad atroz. Aparte la presunción de inocencia, repetidamente pisoteada, no es de recibo la saña con que se está atacando a un hombre que rindió servicios de importancia a la nación tanto en España como en el Fondo Monetario Internacional.

Que el peso de la ley caiga sobre Rodrigo Rato si es que los jueces le consideran culpable de algún delito. Pero no se puede perder el respeto ni a Rato ni a nadie. La especulación actual sobre la amnistía fiscal y el eventual blanqueo de dinero se está sacando de quicio.