www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

118.923 PARADOS MENOS EN ABRIL

martes 05 de mayo de 2015, 12:20h
Toxo y Méndez proclamaron reiteradamente en el año 2012 que los recortes de Mariano Rajoy y sus reformas laborales...
Toxo y Méndez proclamaron reiteradamente en el año 2012 que los recortes de Mariano Rajoy y sus reformas laborales conducirían de forma ineluctable a una crecida indefinida del desempleo. Se equivocaron de medio a medio. Y no han sido capaces de rectificar. A los éxitos reiterados en la reducción del paro, los líderes sindicales responden poniendo pegas laterales y menores porque todavía no han sido capaces de reconocer su descomunal error. Mariano Rajoy, conforme a las directrices europeas, tomó las medidas adecuadas para enderezar la situación de catástrofe en que José Luis Rodríguez Zapatero y las centrales sindicales habían dejado la economía española. El presidente del Gobierno se ha equivocado en varios aspectos de la política, sobre todo en la pasividad con que se enfrentó al órdago secesionista catalán. Pero en las cuestiones económicas ha acertado de pleno y España ha superado la situación de crisis.

Crisis, por cierto, a la que habían contribuido los sindicatos. Como ha demostrado José Luis Feito, presidente del Instituto de Estudios Económicos, un porcentaje elevado del paro deriva de las excesivas exigencias sindicales. Toxo y Méndez han preferido que cerraran muchos millares de empresas antes que dar su brazo a torcer. El divorcio entre trabajadores y sindicatos es cada vez mayor. A las manifestaciones del 1 de mayo solo acudieron los liberados.

Cerca de 200.000 desempleados menos en el mes de abril es una cifra esperanzadora, sobre todo unida a la de las 175.495 personas más afiliadas a la Seguridad Social. Ciertamente, los cuatro millones largos de parados que todavía encizañan la vida española producen consternación. Pero se está caminando por la senda correcta. Y es necesario persistir en la fórmula que ha desembarazado a la economía española del yugo de la crisis y le ha situado ya en el pelotón de cabeza de la Europa Unida.