www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL EXPRESIDENTE, VOLCADO PARA EVITAR EL TRIUNFO DE SUS MAYORES ENEMIGOS

Aznar acude al rescate

martes 19 de mayo de 2015, 10:13h
El expresidente, volcado para evitar el triunfo de sus mayores enemigos. Por A.L.M.

José María Aznar, expresidente del Gobierno. EfeJosé María Aznar dejó el Gobierno en 2004. Desde entonces, sus actos de partido han sido escasos e intermitentes, como lo ha sido el apoyo a su sucesor, Mariano Rajoy, aún al frente. Esto contrasta con los últimos días, en los que el expresidente se deja ver y escuchar, en los que arropa a sus siglas en un momento que entiende delicado. Lo hace sin aspavientos mitineros, pero con mayor agilidad que en conferencias, con un lenguaje directo, bien elegido -sabe a quién se dirige-, y sin chaqueta ni corbata.

Esperanza Aguirre, una de las dirigentes a las que ha acompañado, afirmó este lunes que el principal motivo de su regreso a la política es el auge de una izquierda que "atenta" contra sus "principios" y que pone en peligro feudos tan sensibles como Madrid. La candidata alabó la "tarea titánica" de un Aznar que logró componer, opinó Aguirre, "el gran partido de todo el mundo que estaba a la derecha de la izquierda". El domingo también está en juego ese título, que quiere disputar Ciudadanos.

Aznar tampoco le ha pasado por alto a Albert Rivera su alusión a los nacidos antes de la democracia. Ensalza la autenticidad, las raíces, abrazar a aquellos que el PP, a su juicio, ha abandonado estos últimos años, y hasta el regreso a expresiones como el "viva España", que esta campaña practica y ya en desuso. Quiere hacer ver que pese a la decepción de muchos, y no menos la suya, sigue habiendo partido, y que los votantes no pueden abandonar precisamente ahora, cuando podría no haber marcha atrás, cuando sus mayores enemigos -los afines a la izquierda abertzale o a Venezuela, sostiene- están cerca de alcanzar sus objetivos.

Su camino y el de Rajoy no se cruzarán, no al menos a tenor de las previsiones actuales. Al presidente le incomoda el protagonismo de su mentor, pero sabe que toda ayuda es buena y la de Aznar, doblemente, porque es él quien puede estimular al desencantado que de otra forma se quedaría en casa o metería otra papeleta en la urna. Ni uno ni otro desean la extinción del PP como fuerza tal y como hasta ahora se ha conocido, de la misma forma que uno y otro son conscientes de que lo que ocurra el 24 de mayo dejará en buena medida escrito el guión de las generales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.