www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

670 CABALLOS DE DISFRUTE A CIELO ABIERTO

Ferrari 488 Spider

miércoles 12 de agosto de 2015, 10:16h

Ferrari va a presentar en el Salón de Frankfurt el 488 Spider, la versión descapotable del 488 GTB presentada hace algunos meses. Posee el mismo motor de 670 caballos, una luneta eléctrica para evitar las turbulencias del viento y un chasis reforzado para que siga siendo igual de rígido.

La marca italiana Ferrari ha aprovechado que estamos en plenas fechas veraniegas para presentar un coche muy acorde con la época en la que nos encontramos. Se trata del Ferrari 488 Spider, un modelo descapotable que está basado en el 488 GTB que se presentó a principios de año. Se va a mostrar por primera vez al público en el Salón de Frankfurt que tendrá lugar el próximo mes de septiembre pero su venta no se iniciará hasta finales de año.

La principal diferencia de este 488 Spider con respecto al 488 GTB se encuentra en su techo retráctil, realizado en aluminio y que simplemente tarda 14 segundos en abrirse o cerrarse eléctricamente. Este techo, junto al mecanismo que permite su apertura y cierre, han obligado a este Ferrari a aumentar su carga en 50 kilos con respecto al 488 GTB, llegando de este modo hasta los 1.525 kilos de peso total.

Ferrari ha hecho un gran trabajo con el empleo de diferentes aleaciones de aluminio o con la utilización de materiales como el magnesio para conseguir que su chasis tenga una rigidez muy similar a la del coupé y que sea hasta un 23 por ciento más alta que la del 458 Spider, modelo al que sustituye este 488 Spider.

El motor que se encuentra en el interior de este descapotable tan llamativo es un V8 de 3.900 centímetros cúbicos con turbo que desarrolla una potencia de 670 caballos y que va acompañado de una caja de cambios automática de doble embrague con siete velocidades.

Gracias a este poderoso propulsor, el 488 Spider acelera de cero a cien en tan sólo 3 segundos, de cero a doscientos en 8,7 segundos y su velocidad máxima se sitúa por encima de los 325 kilómetros por hora. En un coche de este tipo parece casi una vulgaridad fijarse en sus cifras de consumo porque, habitualmente, se da por hecho que con unas prestaciones tan espectaculares, su consumo tampoco va a ser muy contenido. Sin embargo, en este Ferrari hay que hacer mención a este dato ya que sus prestaciones siguen siendo espectaculares pero sus consumos también lo son, pero no por desmesurados, si no más bien por lo contrario: 11,4 litros a los cien en ciclo combinado.

Para solucionar los problemas que pueda ocasionar el viento en un deportivo tan potente como éste, Ferrari ha situado una luneta eléctrica transparente por detrás de los asientos que hace la función de paravientos y tiene tres posiciones diferentes de ajuste que pueden variar según las necesidades que requiera cada momento.

Como en el 488 GTB, esta versión descapotable también lleva diferentes modos de conducción que pueden cambiarse desde el volante, el sistema electrónico que permite acelerar mucho más rápido a la salida de las curvas sin perder el control del vehículo o un sistema de frenado de altas prestaciones entre otras muchas cosas.