www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

España, cuarta exportadora de talento

martes 18 de agosto de 2015, 11:11h
La crisis económica ha dado al traste con la carrera de centenares de miles de...
La crisis económica ha dado al traste con la carrera de centenares de miles de españoles. Ha sido una crisis muy profunda y muy larga. Es verdad que el grueso de los empleos perdidos eran de personas con baja cualificación, y que el empleo de los licenciados se ha mantenido, e incluso ha subido durante estos años. Pero también el empleo cualificado ha sufrido durante estos años. Especialmente aquél que se ha especializado en los sectores que más han caído, como la construcción. Las empresas constructoras españolas, que han visto cómo su demanda en España se secaba, han tenido que elegir entre salir fuera o el cierre. Pero hay otros sectores que también han favorecido la emigración de trabajadores cualificados.

Esto ha hecho que muchos españoles con formación hayan tenido que salir fuera. A ello ha contribuido que el inglés, tradicional asignatura pendiente de los trabajadores nacionales, haya sido conquistado por un número creciente de éstos.

Esa exportación de talento ha sido muy importante en España. Lo muestra un reciente informe elaborado por LinkedIn. La red social profesional ha analizado los perfiles de 380 millones de usuarios, y basándose en esa ingente cantidad de información han identificado a los 20 países que han tenido una mayor actividad migratoria, bien por recibir a empleados cualificados, bien por exportarlos.

La India es el país que más exporta, el 0,23 por ciento de los trabajadores que tienen perfil en la red social. Los siguientes cuatro países son europeos: Francia (-0,20 por ciento), Italia (-0,19 por ciento), España (-0,18 por ciento) y Gran Bretaña (-0,12). China, los Estados Unidos y Holanda también están en esta lista. Esto sitúa a nuestro país como el cuarto exportador de talento del mundo.

Y ¿a dónde van? El primer país importador de empleo cualificado es los Emiratos Árabes Unidos (1,89 por ciento), seguidos por Suíza (0,90), Arabia Saudita (0,85), Singapur (0,47) y Alemania (0,44 por ciento). Le siguen cuatro países con una incidencia parecida, del entorno del 0,20 por ciento: Suráfrica, Irlanda, Australia y Canadá.

Generalmente se habla de la “fuga de talento” como algo muy negativo. Hemos invertido, se dice, mucho dinero en la educación de unos españoles que luego aplican su saber hacer fuera de nuestras fronteras. Pero hay otra forma de verlo. Ellos están progresando profesionalmente más rápido fuera que dentro, y lo que nos debe importar es el bienestar de los españoles, no el hecho de que estén en nuestro país. Y, por otro lado, ese crecimiento profesional fuera puede revertirse a nuestro país si vuelven y comparten su saber hacer con otros españoles que no han dejado de trabajar en España.

La emigración económica ha sido parte de la historia económica de nuestro país. En el siglo XIX, especialmente en su segunda mitad, se fomentó la emigración española a América. El continente tenía ya suficientes atractivos: mucha tierra por explotar, oportunidades para que las aprovecharan los espíritus más emprendedores, unas infraestructuras suficientes, y sin la necesidad de estudiar otro idioma o las inconveniencias de enfrentarse a una cultura desconocida.

Durante la postguerra, salen de España más de 30.000 españoles al año con destino a América. La España del primer franquismo, cerrada al mundo por las presiones exteriores y por la propia política de la dictadura, ofrece mucha más pobreza que oportunidades, y muchos son los que cruzan un océano con tal de dejar nuestro país atrás. Más de 600.000 personas hasta 1960.

En 1960, la emigración da un giro. Ya no es América el destino preferido de los españoles. La próspera Europa de postguerra atrae a un número creciente de nacionales. Francia, Suiza y, sobre todo, Alemania, acogen a miles de españoles que buscan una carrera que les sostengan a ellos y a sus familias. Esta emigración coincide con el cambio de modelo de la economía española; una apertura económica y una liberalización que convierten a España en uno de los países más prósperos del mundo durante tres décadas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(2)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.