www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÓNICA ECONÓMICA

El nuevo camino a la reducción de la deuda

viernes 11 de septiembre de 2015, 18:52h
El nuevo camino a la reducción de la deuda
Ampliar

El Banco de España ha publicado los últimos datos de evolución de la deuda pública española. Como ocurre en general con los datos económicos, que se asientan sobre una realidad no del todo aprensible, están abiertos a interpretación. Así, el Banco de España sigue unos criterios, los que están fijados por el protocolo de deuda excesiva (PDE), y el resultado del segundo trimestre de 2015 es del 97,7 por ciento del PIB. Pero según los criterios utilizados por la OCDE, a finales de 2014 España tenía una deuda pública del 115,8 por ciento del PIB.

Lo interesante es la evolución de los datos, y su interpretación. Según se puede ver en la nota publicada por el Banco de España, España fue reduciendo su deuda pública desde 2000, año en el que suponía el 58,0 por ciento del PIB, hasta el 35,5 por ciento del PIB en 2007. Desde entonces, la deuda no ha dejado de subir. José Luis Rodríguez Zapatero entendió que se podía mitigar la crisis con gasto y deuda pública, y por ello 2011 terminó con una deuda pública del 69,2 por ciento. El actual gobierno ha seguido aumentándola a un ritmo pavoroso, hasta rozar en la actualidad la totalidad del PIB anual. Según los cálculos de la OCDE, la evolución ha sido incluso peor, ya que hemos pasado del 41,7 por ciento de 2007 al citado 115,8 por ciento en 2014; hemos más que doblado el endeudamiento.

En cantidad de deuda, hemos pasado de 743.530 millones de euros en 2011 a los 1.052.837 millones de mediados de 2015. Así, la deuda por español ahora es de 22.636 euros, mientras que en 2011 era de 15.881. Es decir, que el gobierno de Mariano Rajoy ha endeudado a cada español, de cualquier edad, en 6.755 euros durante tres años y medio. Para una familia de cuatro personas, padre, madre y dos hijos, eso son 27.020 euros más de deuda.

Si nos centramos en los datos del BdE, y en el último trimestre, la deuda pública ha seguido aumentando en 6.660 millones de euros, 1,6 euros diarios por cada español. Pero el PIB está subiendo, por lo que el peso de esa deuda creciente sobre el PIB, desciende. Así, si en el segundo trimestre la deuda de las AAPP era del 97,7 por ciento, tres meses antes era de, 98,0 por ciento. Es una pequeña diferencia, pero señala cuál es el nuevo camino de la reducción de la deuda: El crecimiento económico.

Pero la corrección de la deuda es compleja, sobre todo si no hay un consenso político en el sentido de que eso es lo que se debe hacer. A favor del control de la deuda, y en contra de la opinión pública, están las instituciones europeas, reforzadas por el semestre europeo y el conjunto de medidas llamadas “six pack”, y el Pacto Fiscal europeo.

Pero no sólo necesitamos que la economía española crezca. Según explicamos en estas crónicas económicas, para que la deuda sea sostenible y se pueda incluso reducir, es necesario que los tipos de interés sean bajos. Y para que ello ocurra es necesario que se den dos situaciones: Que la inflación sea muy baja, o incluso negativa, y que se generen los suficientes ahorros domésticos que permitan que el Estado no tenga que recurrir al endeudamiento exterior. Y esto último requiere una reducción de los salarios, porque “una caída en los salarios lleva a una inflación negativa y reprime la demanda de los hogares, lo que lleva a un superávit exterior”. En consecuencia, “se necesita una caída continua en el poder adquisitivo de los trabajadores para asegurar la sostenibilidad de una alta deuda pública, lo cual es una consecuencia desafortunada y raramente analizada de los altos niveles de deuda pública”.

A partir de ahora, habrá que observar con atención la evolución de la deuda según cada administración. Primero porque desde junio hay nuevos responsables autonómicos y municipales, con cambios significativos en política presupuestaria en grandes ciudades, como Madrid, Barcelona, Zaragoza, Valencia, u otros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.