www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Rupturismo en Cataluña

domingo 27 de septiembre de 2015, 23:52h
Salvo la CUP y Ciudadanos, únicos triunfadores claros de la noche electoral, la derrota fue ayer el denominador común del resto de partidos. Pero el principal derrotado de estos comicios es el pueblo catalán, fracturado por el nacionalismo en dos bloques casi antagónicos. No debe caerse en la trampa de hacerle el juego a Mas y Junqueras entrando en un debate sobre si estas elecciones eran o no plebiscitarias. La RAE define plebiscito como “aquella consulta que los poderes públicos someten al voto popular directo para que apruebe o rechace una determinada propuesta sobre soberanía, ciudadanía o poderes excepcionales”. En base a ello, un 39 por ciento de apoyo electoral no parece argumento suficiente para romper nada. Ni siquiera sumando el porcentaje de la CUP -8 por ciento- bastaría: considerando todo el censo, tendríamos que sólo 3 de cada 10 catalanes apoyan la secesión.

Es muy siginificativo que el primero ayer en tomar la palabra fuese Oriol Junqueras. Con ello, se escenificaba el desastre personal de Mas y la fagociatación que Convergencia ha sufrido por parte de Esquerra, de un modo sorprendentemente consentido. Si a ello añadimos la desaparición de Unió -queda fuera del Parlament-, se observa una radicalización del voto nacionalista más que preocupante. Esto es aplicable también a la izquierda, donde la CUP y la marca blanca de Podemos -Catalunya sí que es Pot-, dos formaciones de cariz radical y antisistema suman entre ambas 21 escaños.

Por otra parte, el descalabro de los dos grandes partidos de ámbito nacional -más del PP que del PSOE- debe ser analizado a conciencia. La comparación no deja lugar a dudas: 16 escaños de PSC y 11 del PP frente a los 62 de Juntos por el Sí y 25 de Ciudadanos es para que Rajoy (doblemente, en su caso, como Presidente del gobierno) y Pedro Sánchez asuman que algo han hecho mal en Cataluña. En cuanto a Podemos, tampoco los resultados de su filial -10 diputados- son todo lo brillantes que sus líderes estimaban hace apenas tres meses, señalando una tendencia descendente. Parece claro, pues, que sólo el radicalismo y la incertidumbre han salido vencedores en Cataluña.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.