www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL 9 DE NOVIEMBRE ES LA FECHA LÍMITE PARA LA SESIÓN DE INVESTIDURA

La imputación podría ayudar a Mas a ser elegido presidente

Elena G. Antón
x
elenagarciaelimparciales/12/5/12/24
miércoles 30 de septiembre de 2015, 10:05h
La imputación podría ayudar a Mas a ser elegido presidente
La citación al presidente catalán para declarar como imputado por la consulta del 9N une al bloque independentista en su defensa y aumenta la presión sobre la CUP para que secunde su investidura. El partido anticapitalista, aunque se solidariza con Mas, insiste en que no apoyará su reelección.

Si bien parecía que todo iba en contra de Artur Mas para seguir al frente de la Generalidad, su confirmada imputación por la consulta del 9N podría suponerle una ayuda más que un problema para ser investido como presidente.

La imputación ha puesto de acuerdo a todos los partidos catalanes, a excepción de PP y Ciudadanos, en salir en defensa del presidente en funciones. Los más afines le han concedido incluso un halo de héroe del independentismo y víctima del Estado.

La CUP, que el lunes daba un giro inesperado aceptando la derrota en el plebiscito y descartando por ahora la declaración de independencia, insistía ayer en que no investirá a Mas como presidente, si bien también salió en defensa de su actuación el 9N afirmando que lo que hizo fue "cumplir con un mandato popular de celebrar un referéndum". No obstante, aclararon para reafirmar su no apoyo a la investidura de Mas que "algunos confunden la defensa de las instituciones catalanas ante los ataques del Estado con el debate sobre la presidencia. Son planos diferentes".

Ya que sin el voto favorable de al menos dos de los diez escaños de la CUP no hay Gobierno para Mas, Convergencia ha aumentado ahora la presión a la formación para que apoye la reelección del presidente, esgrimiendo argumentos como que la imputación refuerza a Mas como referente del proceso soberanista. Pero no parece que eso vaya a cambiar la postura de los socios necesarios de Juntos por el Sí, por lo que la coalición independentista tendría que barajar otras opciones para la Presidencia -como Romeva o Junqueras- para impedir la ruptura del proceso soberanista.

Negociaciones y fechas para el nuevo Gobierno
La CUP ha iniciado ya un debate para definir la estrategia negociadora a través de su secretariado y asambleas internas, tanto en lo que respecta a la investidura como a la hoja de ruta independentista a aplicar.Miembros de Juntos por el Sí, por su parte, se reunieron ayer en el Parlamento para preparar el terreno de la negociación y abordaron, entre otros asuntos, la configuración del futuro grupo parlamentario de la coalición.

Con Mas o sin él como candidato a la Presidencia y agotando todos los plazos previstos para las consultas y negociaciones, el 9 de noviembre sería la fecha límite para la sesión de investidura del nuevo presidente. En el aniversario del 9N. Curiosa casualidad.

Sí será Artur Mas, actual presidente en funciones, quien deberá convocar la sesión constitutiva del Parlamento para que se realice como máximo el 26 de octubre, es decir, veinte días hábiles después del día de las elecciones.

Una vez constituido el Parlamento y seleccionada tanto la presidencia de la cámara como el resto de miembros de la mesa, contarán con otros diez días hábiles –ahí se alcanza la fecha máxima del 9 de noviembre- para llevar a cabo el debate de investidura del que ya saldrá el nuevo Presidente.

Mas, Romeva o Junqueras. O ninguno de los tres.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

2 comentarios