www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SE SUMAN A LOS 168 DEL DOMINGO EN LOS QUE SE DETUVO A 23 PERSONAS

Nueva noche de registros en Francia con otros 128 domicilios

martes 17 de noviembre de 2015, 09:49h
Nueva noche de registros en Francia con otros 128 domicilios
Las fuerzas del orden francesas continúan las labores de investigación que "no tienen relación directa con las pesquisas de los ataques yihadistas en la capital". En los registros practicados en los domicilios de los dos acusados de terrorismo en Bélgica, se han encontrado restos de un fertilizante que podría utilizarse para fabricar explosivos.
En la noche del lunes las fuerzas del orden francesas llevaron a cabo 128 registros de domicilios en operaciones de investigación lanzadas tras los atentados de París, anunció este martes el ministro francés de Interior, Bernard Cazeneuve.

En una entrevista a la emisora de radio France Info, Cazeneuve dio estas cifras y recordó que era la segunda noche consecutiva en la que policías y gendarmes llevan a cabo ese tipo de acciones, que no tienen relación directa con las pesquisas de los ataques yihadistas en la capital. En la noche del domingo fueron detenidas 23 personas en diferentes redadas y se aprehendieron 31 armas, entre ellas varios kaláshnikov e incluso un lanzagranadas, en los 168 registros domiciliarios que se llevaron a cabo.

Cazeneuve subrayó que "la investigación avanza rápidamente", pero no dio detalles concretos, aunque señaló que "un cierto número de los implicados en la preparación, en la comisión de este atentado, han sido identificados". Ante las críticas de fallos en la seguridad, repitió la idea de que "este atentado fue planificado y concebido desde Siria y Bélgica" y un buen número de los implicados no estaban fichados por los servicios secretos en Francia. "Muchos eran franceses residentes en Bélgica desde hacía mucho tiempo" que se habían integrado en "grupos radicalizados, islamistas", añadió.

Tras recordar que "este verano desbaratamos seis atentados", el titular de Interior señaló que en total se han movilizado "115.000 policías, gendarmes y militares" a los que se añadirán efectivos suplementarios que va a poner el Ministerio de Defensa. "La movilización de las fuerzas de seguridad y de los militares es general", aseguró.

Fabricación de explosivos


Por otro lado, los registros de las viviendas de los dos acusados de terrorismo en Bélgica en conexión con los atentados de París permitieron encontrar nitrato de amonio, un fertilizante que puede ser utilizado para fabricar explosivos, asegura hoy el diario La Dernière Heure.

Hamza Attou y Mohamed Amri fueron las únicas dos personas de las siete detenidas en Bélgica tras los ataques en París que han sido puestas bajo mandato de arresto este lunes, acusados de "asesinato terrorista y participación en actividades de una organización terrorista", mientras que los cinco restantes quedaron en libertad sin cargos.

Attou y Amri se desplazaron desde el distrito bruselense de Molenbeek hasta París, donde les esperaba Salah Abdeslam, uno de los supuestos autores de la matanza, en paradero desconocido y sobre quien pesa una orden de arresto internacional, y al que trasladaron a Bruselas, según este medio.

Ambos acusados aseguran que su papel fue "meramente logístico" y se limitó al traslado de Abdeslam de Francia a Bélgica, sin haber participado en ninguno de los ataques de París, donde no se encontraban en el momento de los atentados. Al ser interrogados sobre la presencia de nitrato de amonio en su vivienda, los acusados explicaron que lo utilizaban para abonar su jardín. En el domicilio de Attou se encontró además munición del calibre 5,56, pero sobre todo del 7,62, que se utiliza para fusiles kaláshnikov.

Los acusados niegan que supieran que Salah Abdeslam había participado en los atentados y dicen que recibieron una llamada suya varias horas después de los ataques en el Estadio de Francia, hacia las diez de la noche del viernes, pero la investigación apunta a que esa llamada se produjo hacia las dos de la madrugada del sábado. Finalmente le recogieron en Barbès, en pleno corazón de París, hacia las cinco de la mañana en un Volkswagen Golf propiedad de Attou, que conducía Amri y que pasó los controles por la policía hasta en tres ocasiones sin ser detenido, por lo que pudieron llegar hasta Molenbeek. Las versiones sobre dónde dejaron a Salah se contradicen, pero en lo que sí coinciden ambos es en que no vieron que portase armas.

Según la emisora RTBF, ambos acusados eran habituales del bar que tenía en Molenbeek Ibrahim Abdeslam, el hermano de Salah que se inmoló en los atentados de París al hacer estallar su cinturón de explosivos, que había sido cerrado por tráfico de estupefacientes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.