www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

'TIRO CON ARCO'

Puertas giratorias

Dani Villagrasa Beltrán
domingo 29 de noviembre de 2015, 18:14h

Ya saben, esa manía de los altos cargos políticos de terminar en consejos de administración de empresas privadas.

Irene Lozano, que tras su paso por UPyD se presenta al Congreso por el PSOE, hablaba esta semana de que hay ‘puertas giratorias’ buenas y malas para los políticos. Las ‘buenas’ ya las conocíamos: nada como un puesto en un consejo de Administración de una empresa del Ibex, con un suculento salario, para retirarse a gusto de la vida pública. Pero no era eso a lo que se refería Lozano. Lo que quería argumentar es que no se puede exigir que los políticos no se eternicen en su poltrona pública al tiempo que se les niega una salida en el sector privado. Así que eso de ‘buenas’ y ‘malas’ lo decía en sentido moral: que no está bien que un político termine en el Consejo de Administración de una empresa que ha beneficiado durante su actividad como servidor público. Entendido, Irene.

Siguiendo el argumento de Lozano, y tal y como está yendo la campaña electoral, parece que los candidatos estuvieran buscando desde ya salidas laborales alternativas a las habituales. Estamos descubriendo lo que de verdad les gusta a los políticos, su auténtica vocación. Mariano Rajoy se lo pasó como un enano ejerciendo de comentarista deportivo con ‘los Manolos’ en la COPE. Pocas veces se le ha visto tan suelto. No es mala salida, aunque quizá se le pueda reprochar algo de intrusismo laboral en una profesión, la periodística, que no ha cuidado como presidente.

Pablo Iglesias, por su parte, está haciendo sus pinitos como cantautor. Plató al que va, plató al que se lleva la guitarra. A María Teresa Campos le cantó la nana ‘Duerme, negrito’, y a Pablo Motos una de Krahe. Desde luego, la efigie la tiene, y sería maravilloso encontrarle en el escenario de un local de Lavapies, con alguna cana asomando ya en su coleta, interpretando canciones contra la guerra.

Pedro Sánchez tampoco lo tendría mal como modelo: recientemente se convertía en la portada de la edición española de Harper’s Bazar con una foto en que imitaba la mítica portada de Steve McQueen en la misma publicación. Yo creo que quedaría estupendo en un anuncio de cápsulas de café, a lo George Clooney.

Pero, en medio de esta vorágine de buen rollo de los políticos para acercarse a sus sufridos conciudadanos, una empresa como Abengoa se encamina a la quiebra. Y aquí el asunto de las ‘puertas giratorias’ ya se pone más serio. Se pide, desde algunos sectores, un rescate con dinero público para salvaguardar los puestos de trabajo.

Con un Consejo de Administración por el que han pasado políticos, hermanísimos, etc., y una larga historia de vinculación con el poder político, ¿cómo sabemos los ciudadanos si se trata de una decisión correcta o de una ‘devolución de favores’? ¿Cómo saber a quién se está rescatando en realidad?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+
0 comentarios