www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ADAPTACIÓN DE BODAS DE SANGRE DE PAULA ORTIZ

La novia: si Lorca hubiera hecho cine…

viernes 11 de diciembre de 2015, 10:18h
La cineasta Paula Ortiz regala con La Novia una tremenda e hipnótica adaptación del drama romántico y rural de Federico Gracía Lorca Bodas de Sangre. Al frente del reparto, una Inma Cuesta sobresaliente.
La novia: si Lorca hubiera hecho cine…

LA NOVIA

Director: Paula Ortiz
País: España
Guión: Paula Ortiz, Javier García Arredondo (Obra: Federico García Lorca)
Fotografía: Miguel Amoedo
Música: Shigeru Umebayashi
Reparto: Inma Cuesta, Asier Etxeandía, Álex García, Luisa Gavasa, Carlos Álvarez Novoa, Ana Fernández, Consuelo Trujillo, Leticia Dolera, María Alfonsa Rosso, Manuela Vellés, Mariana Cordero
Sinopsis: Adaptación de Bodas de sangre, de Lorca. Desde pequeños, Leonardo, el novio y la novia han formado un triángulo inseparable. Sin embargo, las cosas se han complicado mucho últimamente: el novio y la novia se van a casar, pero entre ella y Leonardo siempre ha habido algo más que amistad. La tensión entre ambos cada vez es mayor, como un hilo invisible que no pueden explicar, pero tampoco romper.

Lo mejor: La plasticidad de la imagen | La lírica conjugada en la trama| La banda sonora | Inma Cuesta
Lo peor: Algunas caídas de ritmo que, eso sí, se recuperan sin problemas.

Si Federico García Lorca hubiera hecho cine… habría filmado La novia, tan poética, tan descarnada, tan plástica y tan impetuosa como la adaptación de su Bodas de Sangre firmada por la joven cineasta Paula Ortiz. Puede que no sea una cinta para todos los públicos. Por su fatalidad, por su tono y su intensidad. Pero para quienes gozan de un mínimo de sensibilidad artística, para los que se dejan inundar por una fotografía radical y para los amantes de la belleza trágica es, sin duda, un imprescindible.

Paula Ortiz toma en sus manos la tragedia rural de Lorca, en la que La Novia, El Novio y Leonardo forman un triángulo de amor y de pasión, de vida y de muerte, de voluntad y destino, y realiza una adaptación tan libre como precisa, como si el mismo poeta le hubiera susurrado cómo trasladar a la gran pantalla ese universo al tiempo costumbrista y universal, cargado de metáforas y símbolos, en el que el alma humana se desnuda hasta el extremo. La luna, la sangre, el caballo y el cristal saltan del papel a la imagen para regalar poesía y verdad. Y Ortiz sabe dónde engastar los versos lorquianos, dejando fluir la trama entre ellos, como si la prosa y el verso fueran compañeros naturales de escena.

Cimiento indispensable para la robustez de una cinta tan delicada en planteamiento son las interpretaciones. Y, sin miedo a exagerar, se puede decir que Inma Cuesta podría ser la Margarita Xirgu del siglo XXI, musa lorquiana sobre las tablas y única actriz, hasta ahora, que se había metido en la amarga piel de La Novia delante de una cámara de cine (en la adaptación que hizo el argentino Edmundo Guibourg en 1938, aparte de la bailarina que interpretó el musical de Caros Saura y Antonio Gades estrenado en 1981). Cuesta invade el plano con su expresividad inmensa, casi inabarcable. El verso fluye en su boca, como si nunca hubiera hablado de otra manera. “Con los dientes / con las manos, como puedas, /quita de mi cuello honrado / el metal de esta cadena, / dejándome arrinconada / allá en mi casa de tierra. / Y si no quieres matarme / como a víbora pequeña, / pon en mis manos de novia / el cañón de la escopeta. / ¡Ay, qué lamento, qué fuego / me sube por la cabeza! / ¡Qué vidrios se me clavan en la lengua!” Y consigue romper la barrera que separa al espectador de cine de la poesía, haciéndolo pasar por una experiencia intensa y bella, un trance casi doloroso pero sanador al final.

Es inevitable que, en cierto modo, Asier Etxeandía (como El Novio) y Álex García (como Lonardo) queden eclipsados por la infinitud de Inma Cuesta, pero ambos saben manejar las riendas de su personaje, apoyados además por un plantel de excelentes secundarios como Consuelo Trujillo o Leticia Dolera.

Como un protagonista más, la música (de Shigeru Umebayashi) baila en La Novia con la imagen, marcando el tempo, azuzando el ritmo de los planos, entrando y saliendo de la trama. Inma Cuesta y Asier Etxeandía, asiduos a arrancarse en el cante en sus papeles –el segundo con menos suerte, por exigencias del guión, en algunos casos-, hacen un magnífico trabajo en este sentido, bajando la banda sonora al universo de los personajes, para soltarla después, engrandecida, hacia ese nivel superior y generoso del que goza en todo el metraje.

En la música, en el fondo y en la forma, Andalucía respira en toda la cinta. Pero lo hace de una manera sólida, robusta, sin salidas de tono. La imagen también juega con ese terreno ocre, que algún día estuvo cubierto de polvo de tierra, y que el director de fotografía Migue Amoedo conjuga de forma magistral con los azules fríos del cristal, el acero y la noche.

Como en el propio texto lorquiano, la tradición tiene un peso importante en La Novia, que presenta un tiempo y unas gentes ya pasados, con las costumbres de otra época marcando el destino fatal de los personajes. Y, como en Bodas de Sangre, Paula Ortiz traduce a imagen cinematográfica el gusto de Lorca por difuminar los límites entre el realismo más puro y la metáfora, como entre la tradición y la vanguardia. La propuesta de la cineasta aragonesa conjuga el costumbrismo con lo onírico en una fórmula de belleza abrumadora, convirtiendo algunas secuencias en verdaderos viajes por lo visual y lo conceptual.

Una película modesta, realizada a base de esfuerzo y toneladas de ganas, y, como ocurre demasiado a menudo en el cine patrio, movida casi por el azar (o el destino, quién sabe) de estar en el lugar adecuado en el momento adecuado, casi siempre cerca de algún productor romántico. Sin duda, una de las grandes obras cinematográficas de este 2015 que –ojalá me equivoque- pasará tristemente inadvertida en taquilla. Eso sí, sólo en los Feroz ha hecho casi un pleno de nominaciones. Y Los Goya están a la vuelta de la esquina.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.