www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El Rey: España en positivo

viernes 25 de diciembre de 2015, 11:06h

Pocas veces un discurso de Navidad había apelado tanto a una necesidad tan acuciante: la del sentido común en la vida política. Felipe VI hizo una alocución en positivo, poniendo el acento “en lo que nos une en vez de lo que nos separa”. No le hizo falta mencionar a Cataluña, porque no sólo a la unidad nacional se refería el Rey: también es crucial que los partidos con representación parlamentaria hagan un ejercicio de responsabilidad y miren más por la gobernabilidad de España que por sus intereses particulares.

Salvo dos menciones a la crisis migratoria y a la amenaza yihadista, todo el discurso de Felipe VI giró en torno a no dilapidar el enorme legado conseguido entre todos. El marco elegido, el Palacio Real, quiso escenificar la trascendencia del momento actual. Por desgracia, no parece haber rastro alguno de la “voluntad de entendimiento” ni del “sincero espíritu de reconciliación y superación de diferencias históricas” que el Rey supone a los españoles.

Sí lo hubo en la Transición, donde la altura de miras de sus protagonistas -algunos tan antagónicos como Fraga y Carrillo- permitió articular una Constitución que ha sido clave en la reciente historia de España. Hoy, sin embargo, se ha sustituido el sentido de estado por el interés a corto plazo, y hay un preocupante afán por parte de la izquierda radical de romper con todos los logros de esa etapa. Tiene razón Felipe VI al hablar de una España en positivo; ocurre que ni desde Podemos ni desde el nacionalismo catalán se quiere algo así.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios