www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La hora del PNV

lunes 25 de enero de 2016, 08:20h
Desde que se inició el órdago soberanista de Artur Mas, el PNV se ha mantenido en un segundo plano. Al igual que las de Convergencia –o lo que queda de ella-, parte de sus bases son independentistas, aunque posiblemente en menor proporción que sus colegas catalanes. Sus circunstancias, además, no son las mismas.

El tratamiento fiscal a Euskadi le otorga una serie de beneficios de los que carece el resto de España. A día de hoy, la prioridad de cada ejecutivo vasco pasa por blindar el famoso “cupo” y, de paso, obtener el mayor número de concesiones de “Madrid”. Sin embargo, tanto Urkullu como el resto de políticos nacionalistas son conscientes de que no cabe más autogobierno: España es el estado más descentralizado del mundo, y no es posible ya ceder más transferencias. El siguiente paso sería la secesión.

Conscientes de todo ello, desde el PNV esperan. Saben que pueden sacar tajada, y no están dispuestos a dejar pasar la ocasión. Por de pronto, ya han vetado a Ciudadanos, ante el mensaje inequívoco de unidad que siempre ha defendido Rivera, y reconocen abiertamente sentirse más cómodos con el PSOE -con quien ya hay pactos en algunos ayuntamientos vascos- que con el PP. Y vistos los pocos remilgos que les produce entenderse con Bildu, tampoco parece complicado que les cueste hacer lo propio con Podemos. Que nadie espere, pues, otra cosa del PNV que no sea favorecer los intereses de Pedro Sánchez en detrimento de cualquier combinación con el PP.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(1)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.