www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Egipto: cinco años después de Mubarak

martes 26 de enero de 2016, 08:17h

El presidente egipcio, Abdel Fatah Al Sisi, ha blindado el país en previsión de algaradas callejeras. Se cumplen estos días cinco años de las protestas que acabaron con el régimen de Hosni Mubarak y lo último que quiere su sucesor es que la calle muestre públicamente un descontento más que evidente.

Egipto es, con más de 90 millones de habitantes, el país con mayor número de población musulmana de todo Africa. Tiene, además, una importancia geopolítica de primer orden, de ahí la importancia de que esté en manos estables. Al Sisi cuenta con el apoyo de Occidente -en especial, de Estados Unidos- y de la mayor parte de la comunidad internacional. Cuenta igualmente con un nutrido apoyo de la sociedad egipcia, aunque con matices. Gran parte de dicho apoyo es más prestado que por convicción: muchos egipcios desconfiaban del fundamentalismo que empezaba a emanar de los Hermanos Musulmanes, y de ahí que salieran a la calle para mostrar su descontento.

Hoy, muchos de estos Hermanos Musulmanes están en la cárcel o han pasado a la clandestinidad, al igual que algunos miembros de la oposición y periodistas críticos con el régimen. Un régimen, por otra parte, con importantes carencias en lo que se refiere al respeto a los derechos humanos. De hecho, Amnistía Internacional ha denunciado en más de una ocasión este tema. Egipto tiene aún un largo camino por recorrer en lo referente a su funcionamiento democrático. Y pese a que a día de hoy Al Sisi sea quizá la mejor opción para consolidar la estabilidad en una zona tan sensible, la comunidad internacional no puede darle un cheque en blanco en materia de derechos humanos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.