www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LIGA DE CAMPEONES – SEMIFINALES (IDA): ATLÉTICO - BAYERN

Guardiola esquiva los ataques mediáticos al Atlético y reparte halagos

martes 26 de abril de 2016, 22:53h
Guardiola esquiva los ataques mediáticos al Atlético y reparte halagos
Ampliar

El entrenador y los pesos pesados del gigante alemán comparecieron en sala de prensa del Vicente Calderón para analizar el duelo de este miércoles. Los piropos al que consideran uno de los mejores equipos del mundo se entrecruzan con la sombra de agresividad y conducta antideportiva desplegada sobre la reputación atlética. Estadio Vicente Calderón.

Accedió este martes a la ribera del Manzanares el único favorito al título continental que ha respetado dicho estatus a los largo de todo el torneo. Lo hizo en la previa del trascendental primer capítulo de la eliminatoria que ejerce de preludio de la final de Milán, con una nómina ofensiva virtuosa y variopinta, a falta de una victoria para alzar su cuarta Bundesliga consecutiva y con la concepción de este deporte tan identitaria de su técnico como antagónica del púgil a enfrentar. La multiplicidad de opciones venenosas en disposición, que pasan por el vertiginoso juego al espacio (con Douglas Costa, Frank Ribery y Kingley Koman como adalides), el mordisco rematador de punto de penalti (propiedad de Thomas Muller y Robert Lewandovski) y el desequilibrio en estático y entre líneas (Mario Götze, Thiago Alcántara y Arturo Vidal emergen en este apartado), ha facturado ya 75 dianas (en 34 partidos), conduciendo a su colectivo a un sobresaliente balance de tres derrotas concedidas en todas las competiciones y a estas alturas de calendario.

Sin embargo, el emblema bávaro porta en su maleta, también, las oquedades tras pérdida que patrocinan la supervivencia del oponente de turno. No sólo no ha suturado el Bayern este aspecto en el mercado estival, sino que a la cita madrileña se presenta sin zagueros centrales de garantías (Kimmich y Javi Martínez apuntan a titulares) y sólo con Xabi Alonso como ancla de una medular entregada a la ortodoxia de posesión y proposición. Las fracturas en el equilibrio, que surtieron de oxígeno a la mermada Juventus y de esperanza al inferior Benfica en las rondas previas, refrescan su vigencia como Talón de Aquiles del recorrido de Pep Guardiola al mando del transatlántico teutón. El arquitecto del Barcelona legendario y referencial sólo ha encontrado clubes españoles en este peldaño de la Liga de Campeones, y siempre pagó el abrasivo peaje por el cauce de la transición ajena. No superó la prueba planteada por el Madrid de la Décima y el vertical bloque culé de Luis Enrique. El modelo de orden, sacrificio colectivo de repliegue, capacidad paciente de espera, ganancia de peso en la charla con el paso del minutaje y salida fulgurante al espacio ha derrotado sistemáticamente la pretensión monopolística de la entidad muniquesa. Exactamente esos mismos presupuestos han transportado al Atlético a esta confrontación paradigmática de estrategias. Arjen Robben, Holger Badstuber y Jerome Boateng no serán de la partida (este último acaba de regresar de una convalecencia prolongada) en un desafío de nivel que fiscalizará la verdadera escala competitiva del gigante alemán.

 

Con el puñado de incógnitas expuesto sobre la mesa y la búsqueda o sacrificio del equilibrio táctico como epicentro, compareció el preparador catalán en la sala de prensa del recinto colchonero. La disección previa a la batalla arrancó de manera templada. "Estamos muy contentos de estar aquí y sabemos que todos los semifinalistas son complicados", avanzó el entrenador antes de exponer uno de los argumentos sobre los que giró su reflexion: "El mayor título del Atlético en los últimos años es que se le compara con Barça y Madrid. Cuando el Cholo y su gente juegan contra los grandes se plantea quién es el favorito". "Nos espera una eliminatoria muy chula. Complicada y divertida a la vez. Esperamos hacer dos buenos partidos para jugar la final", resumió en el saludo inicial.

 

Cuestionado por su influencia como constructor de equipos en el partido de este miércoles, el campeón de Europa explicó que "los entrenadores hacen lo que pueden, pero esto lo ganan los jugadores". Acto y seguido, Guardiola, que no quiso aclarar si Boateng, el único central consistente en la convocatoria, participará del duelo, profundizó en su percepción del rival capitalino: "El Atlético hace muchas cosas. He leído y visto que sólo defienden muy bien, pero hacen otras muchas cosas más bien. En la estrategia son fuertes, con Koke; tienen gente convencida de atacar el balón en ataque y en defensa; cuando aprietan arriba son intensos y cuando esperan, cierran bien los pasillos. Defienden muy bien y son rápidos al contraataque". "Llevan tres años luchando por las copas, por lo que para hacer esto tienes que hacer muchas cosas bien, no sólo una cosa", declamó sobre el presunto carácter unidimensional (defensivo) de los rojiblancos.

"Nos tenemos que adaptar a un partido de futbol. Las situaciones ajenas a nosotros, que no controlamos, son cuestión del árbitro, por lo que tenemos que adaptarnos para sacar un buen resultado", remarcó cuando se abrió la ventana de la sombra de antideportividad colgada al bloque capitalino. Preguntado por cómo había mentalizado a sus pupilos sobre las presuntas artimañas contrincantes, Pep sentenció que "no hemos hablado de los segundos balones y demás cosas, sólo lo hemos hecho sobre cómo afrontar el partido, sólo hay que pensar en el juego, porque, en lo demás no podemos hacer nada".

 

"Vivo bien esta despedida (antes de embarcarse en el desafío que constituye la regencia del City). En tres años tenemos tres semifinales. He leído que si no conseguimos la Champions el trabajo no será completo, y no me queda más que aceptarlo. Pero he sido muy feliz, me he hecho mejor tipo, más tranquilo y me lo he pasado muy bien. Así que, simplemente, intentaremos llegar a la final".

 

Se despidió Guardiola de sus interlocutores resaltando, de nuevo, las virtudes de su oponente. Sin mostrar ni una pulgada de su hoja de ruta para imponer el ritmo de partido y esquivar al escurridizo equipo madrileño. "Llevo cinco años fuera de España, por lo que lo veo sólo por televisión, pero demuestran una regularidad importante, porque han conseguido algo que normalmente lo conseguían los grandes, que es jugar cada tres días y ganar. Algún año se metía el Valencia pero luego caía. Esto es lo mejor que han conseguido. Han hecho un gran trabajo", sintetizó para concluir confesando que "me gusta lo que hacen". "Con Antic también hicieron un año muy bueno, pero la diferencia es la duración del nivel que han conseguido, porque en el deporte lo más difcil es mantenerse", zanjó para abordar el último discurso a su vestuario de cara a afrontar la resbaladiza empresa que se plantea en en el Paseo de los Melancólicos.


Xabi Alonso: "La eliminatoria será de 180 minutos contra uno de los mejores equipos"

 

El cerebro donostiarra de la trinchera alemana, encargado de otorgar fluidez a la circulación y cemento a la transición rival, acompañó a su entrenador en la exposición del análisis previo al enfrentamiento con el segundo clasificado español. "Algunos conocemos más al Altético, pero en los últimos días hemos preparado el partido y el equipo está mentalizado, porque esta es una eliminatoria de 180 minutos contra uno de los mejores cinco equipos europeos", manifestó antes de reconocer que "merecen estar donde están y será difícil".

Cuestionado por su experiencia en la Liga y la evolución que observa en el Atlético, Alonso explicó que "no me sorprende que estén en semis otra vez". "Están en la élite del fútbol europeo, compiten por todos los torneos y lo están haciendo en la Liga. Ya se ha instalado ahí y sin duda que la progresión está siendo muy rápida y merecida", recalcó el organizador vasco, que argumentó que "siempre han sido un equipo complicado, pero la progresión de los últimos años les ha hecho crecer como equipo y como club". "Mañana va a ser un partido competido, muy intenso, con una afición que les apoyará, pero nosotros queremos sacar un buen resultado para la vuelta", resumió.

Abandonó el micrófono el creador campeón del Mundial 2010 aludiendo a las recomendaciones que su entrenador les ha realizado sobre el devenir del partido venidero. "No nos ha mencionado ninguna connotación negativa (le preguntaron por las argucias colchoneras). Nos ha dicho que son muy buenos jugadores, lo que todos conocemos, y hemos analizado el partido sin connotación negativa. Conociéndoles a ellos, porque hay facetas en las que son probablemente el mejor equipo del mundo y tenemos que conocer todo eso", finalizó la única boya de la medular destinada a amarrar las ráfagas en contragolpe locales.

 


Lahm: "La eliminatoria se decidirá en la vuelta y ahora no hay favoritos"

 

El capitán de la delegación desplazada, símbolo de la gallardía y clase características de la entidad bávara, también hizo acto de presencia en el coloquio, destacando que "nunca es tarea fácil participar en las semifinales, por lo que es un placer poder jugar aquí otra vez (en Madrid) y somos conscientes de que todavía podemos ser campeones". "Espero que ésta sea una semana llena de éxitos, aunque tenemos respeto al adversario y sabemos que es un equipo difícil, pero estamos felices por enfrentarlos", zanjó en su primera aproximación al debate.

"Se preguntan quién va a ser el favorito. Ellos han ganado al campeón y las posibilidades están 50-50. Depende de la forma y del día. De si el partido se juega en casa o fuera. La decisión de la eliminatoria será en el partido de vuelta por lo que ahora no hay favorito", expuso, desligando a los suyos de la misma presión que les condujo al fiasco en temporadas precedentes.

 

Pasó el lateral reconvertido en mediocentro, según la ocasión, a prolongar su apreciación sobre la inercia de los alemanes en la competición más elitista. "Nos acordamos de lo que ocurrió en la última semifinal. No ovidamos que no metimos ningun gol fuera de casa, por lo que sabemos que mañana hay que meter un gol. Contra el Real Madrid fuimos derrotados y contra el Barça también, sin meter gol fuera de casa", esbozó para, de inmediato, rematar: "Es importante no abandonar la lucha y tener la voluntad firme de seguir". "Tenemos el recuerdo de las finales de 2010 y 2012, cuando perdimos, pero en el 2013 ganamos. Esas situaciones unen al equipo y sabemos que el rival deslegará toda su energía, pero nosotros heremos lo mismo", concluyó.

 

Abandonaron los portavoces del Bayern, después de no evidenciar ni una sola línea de la trama ideada, preponderando la idea de que "estamos bien preparados". "Sabemos que lo importante es centrarnos en nosotros mismos y no pensar en el árbitro o lo que nos espera en el estadio. Habrá un partido de vuelta, que también es importante, por lo que estamos preparados", dijo Philipp Lahm como colofón a un acto de gravedad en el tono digna del peldaño que ha venido a cruzar los caminos de Atlético y su histórica némesis continental.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.