www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL EQUIPO ROJIBLANCO SOBREVIVIÓ AL ACOSO DEL BAYERN (2-1)

El Atlético, primer equipo español, clasificado para la final de la Liga de Campeones

martes 03 de mayo de 2016, 22:38h
El Atlético, primer equipo español, clasificado para la final de la Liga de Campeones
Ampliar
El equipo de Simeone anotó un gol en Munich que valió la clasificación.

La exhibición defensiva del Atlético en el partido de ida tenía este martes una reválida aún más seria si cabe enfrentándose a un Bayern necesitado de gloria europea con un público al que ya las Bundesligas le saben a poco. Simeone frente a Guardiola, líderes actuales de dos estilos contrapuestos, dos maneras de entender al fútbol que encontraron esta noche en el Allianz Arena el escenario perfecto para enseñar las maneras más claras de llevarlo a cabo.

Un gol de ventaja traía el Atlético, consciente además de que esta temporada no ha perdido un partido por más de un gol de diferencia, justo lo que necesitaba el Bayern. Confiando en el muro que blinda la portería de Oblak, los de Simeone saltaron al campo con el palo entre los dientes, sabedores de que tocaría aguantar con dolor el toque de corneta bávaro.

Guardiola dejó de lado decisiones tácticas que pudieran soliviantar más al ya alterado “establishment” muniqués y el reclamado Müller apareció en el once titular. El estadio, lejos de los silbidos que mostró el sábado por no celebrar en esa fecha la Budesliga, lanzó a sus equipos alientos de ánimo.

El encargado de recoger ese apoyo y transformarlo en energía para los suyos fue Xabi Alonso. El tolosano, desde el mediocampo, dio una exhibición de cómo administrar la manija de un equipo. El Bayern presionaba en todo el campo y recuperaba con rapidez una pelota que el Atlético repelía como el aceite y el agua.

La primera parte se convirtió así en un monólogo. Derecha, izquierda o centro, daba igual el lugar pero el Bayern usaba todas las vías posibles para llegar a perforar la red de Oblak, que se convirtió en motivo de pesadilla para todo el frente de ataque alemán a medida que rechazaba ocasiones de Lewandowski –como cuando Müller le cedió un balón franco dentro del área- y Ribery –con un tiro lejano cuyo rechazo cayó a los pies del polaco-.

El Atlético apenas hilaba más de dos pases, rehuyendo de la posesión de la pelota tanto por la precipitación propia como por la perseverancia del Bayern. Sin embargo, el ansiado primer tanto alemán acabó llegando de la manera más inesperada.

Una falta al borde del frontal del área pasada la media hora permitió a Xabi Alonso reivindicar su gran partido siendo el encargado de firmar el primer tanto. El golpeo del tolosano se encontró a medio camino con las piernas de Giménez, que en el salto dentro de la poblada barrera desvió la trayectoria lo suficiente para que Oblak no pudiera hacer nada para impedir el tanto.

El gol estuvo a punto de convertirse en ko definitivo cuando minuto y medio después el central uruguayo derribó a Javi Martínez dentro del área. Por suerte para Giménez, Oblak acrecentó su figura de héroe rojiblanco y, en dos ocasiones, paró primero el tiro de Müller en primera instancia y el rechazo recogido por Alonso después.

El shock por el penal errado dio diez minutos de respiro a los rojibalncos, que pese a seguir sin tener la pelota, tuvieron a enfrente ahora a un Bayern que no terminaba de asimilar que su tormenta sobre el área rival quedara reducida a un escueto 1-0.

Así, ya en el descanso, Simeone movió ficha y dejó a Augusto en la caseta para que su puesto lo ocupara Carrasca. La misión ahora era marcar un gol. Guardiola mantuvo a los mismos jugadores y el dominio continuó, pero el tanto definitivo se resistía.

El giro de guión perfecto para el Atlético apareció en el minuto 54. Ante un Bayern entregado a la búsqueda del gol, el contragolpe largamente esperado apareció. Torres se hizo con un balón en el centro del campó y no dudó un segundo en enviárselo con un pase largo al hueco a la carrera de Griezmann. El francés se impuso por velocidad a sus dos marcadores y se quedó en un mano a mano con Neuer, superando al portero alemán con un tiro cruzado. El éxtasis rojiblanco contrastaba con el jarro de agua fría que recibieron los locales. El Bayern estaba obligado ahora a vencer por dos tantos de diferencia si quería estar en Milán, diferencia en contra inédita para los rojiblancos.

Para el más difícil todavía Guardiola dio entrada al elemento diferencial en la anterior remontada europea obligada en el Allianz Arena: Coman. El francés entró en lugar de Douglas Costa para el último cuarto de hora.

Un minuto después de la aparición de Coman, Lewandowski daba esperanzas al Bayern cuando anotó de cabeza el 2-1 aprovechando una cesión de Vidal tras un centro de Alaba. De nuevo, toque de corneta para salir en tromba en busca de la remontada.

Para dar frescura a los suyos, Simeone metió a Thomas Partey en lugar de Griezmann. Como pasó antes, el cambio acabó generando reacción en el campo. Otra vez Torres, entrando al área por la izquierda, provocó un penalti cuando fue derribado por Javi Martínez fuera del área, aunque el colegiado consideró que fue dentro.

El delantero de Fuenlabrada se dispuso a convertir el gol de la tranquilidad para los suyos pero se encontró con Neuer evitando el empate. Así pues, quedaban siete minutos más para seguir achicando las continuas llegadas desesperadas del Bayern.

El temple del Atlético en el campo contrastaba con la efusividad de Simeone en la banda, enfrentándose incluso a su delegado para poder dar entrada a Savic como último cambio en el eterno descuento de cinco minutos. Ese pitido que parecía no llegar nunca sonó al fin en el Allianz Arena para certificar que, este año, el Atlético volverá a tener la oportunidad de alzar al cielo el trofeo de ganador de la Liga de Campeones. Para ello se deshizo hoy del que fue se verdugo en 1974. Ahora sólo queda por saber si lo hará ante el que también lo evitó en 2014 ante un debutante británico en esas lides.

- Ficha técnica:

2 - Bayern Múnich: Neuer; Lahm, Javi Martínez, Boateng, Alaba; Xabi Alonso, Vidal; Douglas Costa (Coman, m. 73), Müller, Ribery; y Lewandowski.

1 - Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Filipe; Saúl, Gabi, Augusto (Carrasco, m. 46), Koke (Savic, m. 93); Griezmann (Thomas, m. 82) y Fernando Torres.

Goles: 1-0, m. 31: Xabi Alonso, de falta directa desviada por Giménez. 1-1, m. 53: Griezmann culmina una pared con Torres. 2-1, m.74: Lewandowski, de cabeza a pase de Vidal.

Árbitro: Cüneyt Çakir (Turquía). Amonestó al visitante Giménez (m. 33).

Incidencias: partido de vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones disputado en el Allianz Arena de Múnich ante unos 75.000 espectadores, 2.800 de ellos seguidores del Atlético de Madrid.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.