www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RAJOY HACE CAMPAÑA CON MOTOS, TRANCAS Y BARRANCAS

"Mientras Pablo Iglesias no se declare democratacristiano..."

jueves 23 de junio de 2016, 00:58h
'Mientras Pablo Iglesias no se declare democratacristiano...'
Con camisa blanca y sin corbata, Mariano Rajoy visitó este miércoles 'El Hormiguero' (Antena 3). Tuteado por Pablo Motos, el presidente del Gobierno en funciones concedió una amplia entrevista que sirvió para descubrir el lado más desconocido de un Rajoy que se mostró cercano y cómodo.
A pocos días del 26J, el candidato del PP sabía que había millones de miradas puestas en él, analizando cada palabra, cada gesto, cada mirada. Y no solo no defraudó, sino que sorprendió.

La noche en antena comenzaba para Rajoy hablando de la "soledad" que conlleva el poder y, más concretamente, un cargo como el suyo: "Por encima de ti no hay nadie, las decisiones las tomas solo", fue una de las primeras confesiones de quien reconoció que "es difícil ser presidente del Gobierno", un cargo que tiene un precio. "Yo cobro netos 4.400 euros al mes, unos 78.000 euros brutos al año", contestó, al ser preguntado por su sueldo.

Pero la noche estaba marcada por la noticia del día. Y a Rajoy le tocó hablar, nada más romper el hielo del saludo, de Jorge Fernández Díaz y su conversación con el director de la oficina antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso. "Me enteré y llamé al ministro. Me dijo que eran unas conversaciones habituales de las que se tienen con personas obligadas por el cumplimiento de la ley. Parece procedente preguntar por qué aparecen ahora", explicó.

Con respecto a este asunto, Rajoy se mostró "muy tranquilo". "Y veo al ministro también tranquilo", remachó, a lo que añadió: "Yo he sido ministro del Interior. Espero que no me haya ocurrido a mí". Por si quedaba alguna duda, Fernández Díaz "no va a dimitir", aclaró.

"No habrá terceras elecciones"

Y de ahí directos al 26J... sin olvidar lo sucedido en la legislatura fallida: "Voy a intentar hablar con todos, exactamente igual que hice tras el 20-D". Porque, insiste Rajoy, "lo sensato es lo que se hace en toda Europa", es decir, la gran coalición con el PSOE, en la que "meter a Ciudadanos" permite que "el mensaje sea más amplio". "Hubiéramos dado un buen mensaje a los agentes económicos dentro y fuera de España".

¿Y qué ocurrió entonces? "No me hicieron caso. Y no fueron capaces de presentar una alternativa". ¿El resultado, según Rajoy? "Aquí estamos, en una situación rocambolesca".

"Yo sí estoy dispuesto a hablar con Pedro Sánchez y no voy a pedir la dimisión de Albert Rivera, así seguro que facilito las cosas", fue su particular dardo sobre la negativa del primero al pacto y la petición expresa del segundo en los últimos días.

En este punto la amenaza es conocida. "No, sinceramente", piensa Rajoy que no va a haber terceras elecciones: "No hay ningún acuerdo, pero el grado de irresponsabilidad de algunos no puede ser insuperable. Al final todo el mundo tiene el listón en algún sitio". Una advertencia: "Si el señor Rivera y el señor Sánchez quieren hacer presidente al señor Iglesias, los números dan".

"Creo que al final se impondrá el sentido común", dijo Rajoy, que explicó que "hay 15 países en la UE con Gobiernos como el que yo planteo, que es el del puro sentido común: se respeta la voluntad de la gente, preside el más votado y el segundo también está ahí". No obstante, "somos fuerzas políticas que coincidimos en lo fundamental". Con un tajante "mi intuición me dice que no va a haber terceras elecciones en los próximos meses" dio por zanjado el asunto.

Iglesias "evoluciona con rapidez"

Pablo Iglesias es para Mariano Rajoy "un hombre que evoluciona con rapidez y tiene unas convicciones muy profundas". "Hace poco tiempo era de extrema izquierda. El otro día se declaró socialdemócrata... Mientras no se declare democratacristiano, estoy muy tranquilo...", ironizó sobre el líder de Podemos.

Más serio se puso el presidente del PP cuando habló de corrupción: "Todos los casos son igual de dolorosos; es gente que conoces hace años y con la que has trabajado. Me ha dolido mucho y haré todo lo posible para que nadie tenga que hacerme jamás una pregunta como la que tú me acabas de hacer", respondió a Pablo Motos cuando este quiso saber cuál de los casos le había dolido más. "Es muy duro, muy desagradable. Me han hecho mucho daño", contó.

También hubo tiempo para la economía: "En una crisis como esta, un país como este mantuvo los servicios sociales, la sanidad y la educación, pero será mejor crear dos millones de puestos de trabajo". En su opinión, "España no es un país perfecto, pero somos de los mejores del mundo".

"Que gane el mejor"

De vuelta al tono más distendido, sonrisas presidenciales por alguna frase célebre: "Por si alguien tiene alguna duda, no es el alcalde el que elige a los vecinos", ha dicho Rajoy, que ha dejado claro que no piensa volver a subirse a un helicóptero nunca más (desde el accidente que tuvo en 2005). "Ni por una mayoría absoluta".

Referencias al teléfono rojo de La Moncloa, "que es negro" y que no ha usado "nunca" por la cantidad de "requisitos" que conlleva; y a la versión merengue del himno del PP y su director de campaña, Jorge Moragas.

El programa terminó con el Rajoy deportista, sin chaqueta, subido a una cinta de correr y manifestando un deseo en voz alta: "Que gane el mejor" el próximo domingo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+

1 comentarios