www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

VIAJE DE ESTADO DE BARACK OBAMA

"No podríamos pedir un aliado mejor que España"

domingo 10 de julio de 2016, 19:27h
'No podríamos pedir un aliado mejor que España'
En apenas 21 horas al presidente de EEUU le ha dado tiempo de entrevistarse en Madrid con el Rey, Rajoy, Sánchez, Rivera e Iglesias. También ha visitado la base naval de Rota.

La visita de Barack Obama a España ha durado apenas 21 horas. Un intenso viaje de Estado en el que el presidente de Estados Unidos ha tenido tiempo de pisar Madrid y Rota. Dos escenarios en los que se ha reunido con el Rey; el jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy; y los líderes del PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera.

Una apretada agenda en la que por cuestiones de seguridad y de organización no había hueco para la improvisación ni para el cambio, y que se ha cumplido a rajatabla. Eso sí, las modificaciones habían venido sobrevenidas la noche del viernes al sábado, cuando la Casa Blanca se vio obligada a reducir el tiempo de estancia de Obama en España, cancelar su visita a Sevilla y redefinir el timing “dada la semana tan difícil que hemos vivido en Estados Unidos”, como ha explicado el propio mandatario ante la prensa y Felipe VI.

Se refería Obama a la muerte de dos ciudadanos negros y cinco policías en Dallas (Texas), unos sucesos que han vuelto a poner de manifiesto la herida racial en su país. “Me habría gustado quedarme más tiempo”, confesaba la mañana de este domingo el jefe de Estado norteamericano en el Palacio Real, donde ha mantenido un encuentro con el Monarca en el que ha sido su primer acto oficial en España.

Ambos se habían saludado horas antes, al filo de las 23 horas del sábado, cuando Obama aterrizó en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) a bordo del Air Force One.

Cordial recepción con Felipe VI en el Palacio Real

Un encuentro con el Rey que ha servido para que Obama se refiriese a la “profunda y estrecha relación” entre Estados Unidos y España, dos países que, ha explicado, son más que “aliados”: “Comparten los mismos ideales; entre ellos, la libertad, el respeto a la ley y al Estado de Derecho”.

Lo solemne del escenario no ha evitado que Obama hiciera gala de su buen humor y en un tono más informal pronunciara una frase que se recordará siempre como una de las anécdotas de este viaje de Estado: “La primera vez que vine a Madrid no lo hice en el Air Force One. Era joven, llevaba una mochila a la espalda, iba andando a todas partes y comía en plan barato”, ha contado, ante la sonrisa y la mirada cómplice de un Felipe VI que acababa de escuchar un “muchas gracias” en español de uno de los hombres más poderosos del mundo.

Obama ha explicado que Michelle y sus hijas “aman España”. Y también ha recordado el viaje de los Reyes Felipe y Letizia a su país, al tiempo que alababa al Rey porque, al igual que su padre, Juan Carlos I, constituye un “símbolo viviente de la fortaleza de la nación”. Tras ese saludo en público los dos jefes de Estado han celebrado una reunión bilateral de casi una hora en la que, acompañados de sus respectivas delegaciones, han abordado asuntos de interés mutuo.

La próxima parada de Obama en Madrid se produciría en un hotel del paseo de la Castellana, donde se ha encontrado en privado con personal de la embajada, en la que había pernoctado horas antes.

Obama felicita a Rajoy por los avances económicos

El siguiente destino del presidente de Estados Unidos en Madrid ha sido el Palacio de la Moncloa: “Felicito al primer ministro Rajoy y al pueblo español por los avances económicos que han hecho. Ha sido un periodo complicado, pero muchos de los cambios que se han tomado están empezando a dar fruto”, ha dicho Obama, que se ha referido a la situación política en nuestro país.

“Aunque nos importa mucho que tengamos un Gobierno español estable y que funcione bien, la naturaleza de la relación, los lazos entre EEUU y España, no dependen de qué partido esté en el poder. Estoy muy seguro de que, sea cual sea el Gobierno que surja [de las negociaciones], podremos trabajar con ellos”, ha añadido.

Rajoy ha aprovechado para exponer que hará “todos los esfuerzos que sean necesarios para formar Gobierno a la mayor celeridad posible", porque una nueva repetición de las elecciones generales sería una “broma de mal gusto”.

Encuentros con Rivera, Iglesias y Sánchez

Justo después, y antes de partir hacia Rota, Obama se ha visto, en la propia base aérea de Torrejón de Ardoz con los líderes de los partidos con mayor representación parlamentaria, con quienes ha tratado la actualidad política española y las relaciones bilaterales España-EEUU. Han sido encuentros muy breves, de apenas cinco-diez minutos, pero Obama no ha querido dejar pasar la oportunidad de hablar con ellos. Y con ellos se ha visto siguiendo el orden protocolario, es decir, de menor a mayor número de diputados.

Albert Rivera ha trasladado el compromiso de Ciudadanos con el fortalecimiento de las relaciones entre los dos países, su apoyo a la pertenencia de España a la OTAN y su respaldo a que se refuerce la defensa y la seguridad comunes. Además, ha explicado a Obama la situación política actual de España, en la que el partido naranja busca la “estabilidad”. Y, pensando en las elecciones norteamericanas de noviembre, Rivera ha deseado suerte en unos comicios “donde el mundo entero se juega mucho”.

El líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, ha aprovechado sus minutos para regalarle el libro The Lincoln Brigade. A picture story (La Brigada Lincoln. Una historia en fotos), con una dedicatoria en inglés: “Los primeros estadounidenses que vinieron a Europa a luchar contra el fascismo fueron los hombres y mujeres de la Brigada Lincoln. Transmita, por favor, al pueblo estadounidense la gratitud de los demócratas españoles por el ejemplo antifascista de aquellos héroes”.

Parte importante de la charla con Pedro Sánchez ha girado en torno al Brexit, según ha explicado el PSOE; pero también ha habido tiempo para hablar de baloncesto, afición que ambos comparten.

Obama, en Rota: España es "uno de los mayores aliados" de EEUU

Si esos encuentros han sido tan fugaces, es porque el Air Force One debía llevar a Obama a su próximo destino... en España: la base naval de Rota (Cádiz).

Allí el presidente de Estados Unidos, que ha sido recibido por el ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés, entre otras autoridades, ha agradecido la cooperación militar de España y remarcado su apoyo a que el país se mantenga “fuerte y unido” como “uno de los mayores aliados” de EEUU.

“No podríamos pedir un mejor aliado que España”, ha afirmado Obama ante las tropas y sus familiares. Antes había saludado con un “hola, equipo Rota”, que ha animado y levantado a los allí presentes, que ya le habían dado una cariñosa bienvenida.

Sin chaqueta y con su camisa blanca remangada, el mandatario norteamericano se refería al “calor” y volvía a describir que esta “no ha sido una semana fácil para nuestro pueblo”, como ya había reconocido ante el Rey Felipe VI: pero no quería pasar por el país sin aprovechar para agradecer a los militares su servicio, ha afirmado.

El presidente ha hablado de una España “fuerte y unificada” para afrontar desafíos internacionales como el terrorismo o la crisis migratoria y ha dado las “gracias por vuestra amistad y servicio”: ha recordado lo duro que es estar fuera de casa, pero ha descrito que “este lugar no está mal para estar”.

Y de Rota a Washington. El presidente de Estados Unidos ha finalizado su histórica visita a España a las 19.40 horas, cuando el avión presidencial, el Air Force One, ha despegado de la base naval de Rota con Barack Obama a bordo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios