www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La deriva autoritaria de Daniel Ortega

sábado 30 de julio de 2016, 09:49h
El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que gobierna Nicaragua, no se caracteriza precisamente por su escrupuloso fervor democrático. Su líder, Daniel Ortega, hoy presidente del país, ha ido manifestando una serie de actuaciones de neto perfil autoritario, camuflado con un populismo clientelar que le ha venido proporcionando el apoyo de los votantes. Pero, como nunca se sabe y algo puede irse de las manos, Ortega ha pensado que mejor asegurarse que no se produzca ninguna sorpresa en las próximas elecciones que se celebrarán el próximo noviembre.

Quien ha calificado a los integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) como “sus hermanos”, y tiene a Fidel Castro y Hugo Chávez en los altares, ha dado un verdadero golpe de mano despojando a la oposición de sus escaños parlamentarios. La turbia maniobra se la ha servido en bandeja el Tribunal Electoral, que controla Ortega, al fallar que los diputados elegidos en 2011 por el Partido Liberal Independiente abandonen el Parlamento.

Daniel Ortega tiene así el camino expedito para unas elecciones que en realidad serán una farsa, pues el líder sandinista ha convertido Nicaragua en un país de prácticamente partido único. Por supuesto, el suyo, el FSLN. Pero ni aún con esto parece totalmente satisfecho, pues busca la manera de fundar una dinastía familiar que se perpetúe en el poder. Ya fue colocando a sus hijos en cargos públicos o al frente de empresas que han enriquecido a Ortega y a su familia, y todo apunta a que nombrará como su sucesora a su mujer, Rosario Murillo, que muy probablemente será candidata a la vicepresidencia en las elecciones de noviembre. Con lo sucedido, la deriva autoritaria de Daniel Ortega se consolida. Ya Ortega ni siquiera guarda las formas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.