www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL PESO DEL ESTADO DE DERECHO CAE SOBRE EL PROETARRA OTEGUI

miércoles 24 de agosto de 2016, 12:30h
La maquinaria del Estado de Derecho se ha puesto en marcha. La fragilidad del Gobierno en funciones dificulta pero no impide que las instituciones...

La maquinaria del Estado de Derecho se ha puesto en marcha. La fragilidad del Gobierno en funciones dificulta pero no impide que las instituciones cumplan su cometido. La Junta Electoral de Guipúzcoa, con estricto respeto a la ley, ha respaldado el criterio de la Fiscalía. Arnaldo Otegui, inhabilitado por sentencia firme, no puede desempeñar cargos públicos hasta el año 2021. Condenado por asociación con la banda terrorista Eta, el señor Otegui ha cumplido la pena de prisión que le fue impuesta y ahora, a pesar de su chulería al desafiar al Estado de Derecho, no puede aspirar a ser lendakari.

Tiene el proetarra la posibilidad de recurrir y corresponderá a los tribunales de Justicia decidir si la Junta Electoral de Guipúzcoa ha actuado correctamente. Los juristas con los que he conversado consideran que no existe resquicio alguno para que Arnaldo Otegui pueda sortear la inhabilitación. En última instancia será el Tribunal Constitucional el que decida.

Lo importante en este pasaje del proetarra desafiante es que España, como Estado de Derecho, está bajo el imperio de la ley. Y que lo mismo Arnaldo Otegui que, salvando todas las distancias, Arturo Mas deben someterse a lo que los tribunales de Justicia decidan, con todas las garantías ofrecidas por los diversos recursos posibles.

Entre tantas noticias negativas que inundan desde hace semanas la vida política española, vale la pena subrayar el acierto de la Junta Electoral de Guipúzcoa y el funcionamiento de la maquinaria del Estado de Derecho en el caso Otegui.