www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TIRO CON ARCO

Tim Cook le debe una ronda de Guinness a Irlanda

Dani Villagrasa Beltrán
martes 06 de septiembre de 2016, 20:03h

Mis amigos geek andan como locos esperando el iPhone 7, que este miércoles presentará Apple. Se cumplen diez años del primer iPhone, el teléfono inteligente que lo cambió todo para siempre, y parece que la compañía de la manzana mordida ya no brilla como en otros tiempos. Tim Cook, cuya gestión al frente de Apple siempre será comparada con la del adorado Steve Jobs, ha tenido una semana movidita. La Unión Europea le pide, en nombre del Estado soberano de la República de Irlanda 13.000 millones de euros -¡13.000!-, en concepto de impuestos no pagados a lo largo de estos años. Un dinero que la propia Irlanda no quiere cobrar, porque su modelo es el de ofrecer grandes ventajas fiscales a compañías punteras a cambio de que se instalaran en la periférica isla.

Cook no se ha mordido la lengua y ha tirado de moda populista para calificar las exigencias de Bruselas de “basura política”. Además, se ha erigido en defensor de la voluntad popular irlandesa frente a la voluntad cada vez más impopular de la Comisión Europea. Es un “golpe demoledor para la soberanía de los Estados miembros de la Unión Europea en lo referente a sus propios asuntos fiscales y al principio de la certidumbre del régimen jurídico en Europa”.

Frente a esto, la declaración final de los países del G20 celebrado en Guangzhou, China, recoge la voluntad de dar un paso adelante “en la lucha contra la evasión fiscal” y de “profundizar la cooperación tributaria internacional” con el fin de aumentar la recaudación para apuntalar un crecimiento que no termina de llegar.

Mientras la OCDE elabora esa nueva ‘lista negra’ de paraísos fiscales que le va a encargar el G20, Irlanda se lo toma con tranquilidad. El Gobierno de la isla celta ha dado un plazo hasta 2020 para que las empresas renuncien a la operativa conocida como ‘doble irlandés’, y que permite a empresas establecidas en la isla pagar menos impuestos operando mediante paraísos fiscales.

Tras el ‘Brexit’, la Unión Europea lanza globos sonda como la multa a Apple para ver hasta qué punto puede ensayar una unión fiscal de todos sus países miembros, al igual que Francia lanza el globo sonda del ‘burkini’ para ver hasta dónde puede llegar a legislar el Islam. Vaya troles. ¡Pero si la Comisión Europea la preside Jean Claude Juncker, ex primer ministro de Luxemburgo, considerado como paraíso fiscal hasta 2015 por la OCDE! ¿A quién pretenden engañar?

Por cierto que Irlanda ha recurrido la orden de cobro de los 13.000 millones de euros a Bruselas. Espero que, si tiene tiempo después de presentar el iPhone, Tim Cook se pague una buena ronda de pintas de Guinness en Dublín.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios