www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LAS CIFRAS BAILAN DE MENOS DE 300.000 A UN MILLÓN DE MANIFESTANTES

Cientos de miles de personas reclaman la independencia en la Diada más desafiante

domingo 11 de septiembre de 2016, 19:16h
Cientos de miles de personas reclaman la independencia en la Diada más desafiante
Cinco multitudinarias manifestaciones han recorrido este domingo, día de la Diada, las principales arterias de Cataluña para reclamar la independencia.
Por quinto año consecutivo, el Día de Cataluña o Diada que se celebra el once de septiembre, se ha convertido en una gigantesca exhibición del indepentismo catalán y, a pesar de que los sectores constitucionalistas han celebrado actos en los que han defendido la unidad de España, han sido las manifestaciones a favor del proceso separatista convocadas por Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural los eventos centrales más multitudinarios de la jornada.

Miles de personas han participado en las cinco manifestaciones organizadas por ambas entidades independentistas en los municipios de Barcelona, Tarragona, Lleida, Salt (Girona) y Berga (Barcelona), con motivo de la Diada de Cataluña. Las autoridades locales cifran el número de asistentes en 875.000, por debajo de los cerca de 1,4 millones de personas que contabilizó la Guardia Urbana de Barcelona el año pasado en la manifestación independentista de la Avenida Meridiana, que concentró la movilización en 2015, mientras que este año se ha convocado a los manifestantes en cinco puntos distintos. Los cálculos de los organizadores elevan la cifra hasta el millón de personas. Por su parte, la Delegación del Gobierno en Cataluña ha cifrado en 370.000 los manifestantes. Por último, Societat Civil Catalana (SCC) ha asegurado que han acudido menos de 300.000 personas, 292.000 concretamente.

A las 17:14 horas, con el repicar de las campanas de La Seu Vella de Lleida, han arrancado las cinco manifestaciones de forma simultánea bajo el lema "A punt" (A punto), un desafío a las instituciones del Estado que subraya la inminencia de la ruptura que abandera el presidente de la Generalidad.

El propio Puigdemont se ha convertido este domingo en el primer presidente catalán que apoya presencialmente una protesta independentista. Puigdemont ha decidido encabezar la manifestación de Salt -él fue alcalde de Girona-. Y poco antes de sujetar la pancarta, durante los actos matinales de este domingo, se comprometía a culminar el proceso independentista en 2017 y a convocar elecciones constituyentes si el Estado no permite un referéndum.

Tras participar en la movilización, Puigdemont ha insistido en su idea del referendo pactado y ha advertido de que o desde las Cortes hay "capacidad de reconocimiento" de los "millones de personas" que reclaman un referéndum en Cataluña o "la política española tiene muchas posibilidades de seguir bloqueada" y con un Gobierno en funciones. Sin citar explícitamente las siglas de ningún partido, Puigdemont ha sugerido que si los socialistas avalaran como Podemos un referéndum para Cataluña "se acabaría con un bloqueo que no gusta a nadie", porque habría una mayoría suficiente para investir a un nuevo presidente del Gobierno con el apoyo de los soberanistas.

El referéndum, ha dicho, supondría una "respuesta política, no judicial, a las demandas de los catalanes", de la misma manera que hizo el gobierno británico al autorizar una consulta en Escocia. Pese a todo, Puigdemont tiene "pocas esperanzas" en que desde Madrid se autorice un referéndum a la escocesa, debido a la "falta de coraje, de valentía, de ambición y de compromiso patriótico" del conjunto de fuerzas políticas españolas. De todas formas, Puigdemont volverá a plantear esta petición porque las instituciones catalanas están "moralmente obligadas a mantenerla hasta el final".

Por último, Puigdemont ha destacado que con la movilización de este domingo "Cataluña ha vuelto a hacer historia" y el independentismo ha demostrado que "no está cansado".

Colau, protagonista en Barcelona

En la manifestación de Barcelona el protagonismo se lo llevó la alcaldesa de la ciudad Condal, Ada Colau (Barcelona En Comú-Podemos), junto con el vicepresidente de la Generalitat y líder de ERC, Oriol Junqueras.

Colau ha asegurado que ha participado en la manifestación independentista para reclamar que "se desbloquee" la actual situación de Cataluña, que "no puede continuar así", mediante la celebración de un referéndum soberanista que interpele a "todos". En declaraciones a los medios antes del inicio de la movilización, la alcaldesa de Barcelona ha pedido "dar pasos adelante" para "desbloquear" la actual situación de Cataluña que, a su juicio, pasa por la celebración de un referéndum en el que "todos" los catalanes "se sientan llamados".

Tras la polémica por el acercamiento de las marcas de Podemos en Cataluña y País Vasco a los partidos independentistas, la alcaldesa de Barcelona, a diferencia de otros dirigentes políticos, no ha portado la camiseta oficial de la cita, que reza "A punto para la república catalana". Colau ha seguido desde la zona de personalidades en Barcelona, aunque ha evitado aparecer en primera fila junto a los líderes independentistas como el expresidente de la Generalidad Artur Mas o el vicepresidente del Gobierno catalán y presidente de ERC, Oriol Junqueras.

Mas ha afirmado hoy que respeta "al cien por cien" la hoja de ruta de su sucesor en la Generalidad, Carles Puigdemont. "Cada uno tiene su criterio; yo respeto al cien por cien el del presidente Puigdemont. Hemos estado hablando estos últimos días", ha afirmado Mas en declaraciones a los periodistas en la manifestación independentista de Barcelona con motivo de la Diada. Mas ha manifestado su satisfacción por haber acudido este año a la movilización independentista, tras haberse "liberado" de su función de presidente, que le impidió asistir en las anteriores ediciones porque decidió preservar el rol institucional.

Por su parte, Junqueras ha valorado hoy la intención de Puigdemont y ha afirmado, en este sentido, que ya "somos campeones mundiales del referendo". "Es bien sabido que somos los campeones mundiales del referendismo y del referendo, y todos los caminos democráticos nos parecen bien si permiten que, democráticamente, los ciudadanos de este país decidan su futuro", ha afirmado Junqueras. El líder republicano ha valorado que la manifestación independentista es "otro éxito de convocatoria", que pone de relieve "la voluntad persistente de este pueblo para lograr su libertad", y ha augurado que habrá "momentos culminantes en los próximos meses" para el proceso soberanista.

También estaban el consejero de Asuntos Exteriores, Raúl Romeva, el de Salud, Antoni Comín, la coordinadora general del Partido Demócrata Catalán, Marta Pascal, la presidenta de la Diputación de Barcelona, Mercè Conesa, el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, o el juez y senador de ERC Santiago Vidal, entre otros.

Forcadell, animada a desobeder al TC en Tarragona

Por su parte, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, pendiente de si será inhabilitada por el Tribunal Constitucional, encabezó la manifestación de Tarragona. Forcadell ha asegurado hoy que "ni me planteo ser inhabilitada". Preguntada por lo que espera del Tribunal Constitucional, la presidenta ha dicho que "nada, es el Tribunal quien tiene que hacer su trabajo; el Parlament seguirá haciendo su labor de acuerdo con las mayorías que tenga en cada momento y según los mandatos que tenga".

La presidenta ha definido la Diada como un "día para conmemorar" y "celebrar con libertad, según sus convicciones", aunque "una vez más, la gente ha salido a la calle de manera cívica y es un ejemplo para el mundo", ha apostillado. Respecto a su presencia en la manifestación ha dicho que "es una de las manifestaciones más grandes que se ha hecho en el país y he querido acompañar a la ciudadanía, de acuerdo con mis convicciones". La presidenta del Parlament ha definido esta jornada como "histórica, es la más importante que ha habido en Tarragona; nunca se había visto algo así" y "una vez más, se ha demostrado lo que es el civismo".

Los presidentes de la ANC y Òmnium Cultural, entidades organizadoras de la movilización, han hecho un llamamiento a la unidad soberanista y han animado a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, a desobedecer si el Tribunal Constitucional (TC) la inhabilita.

Desde el escenario instalado en el Passeig de Lluís Companys de Barcelona y como cierre de las manifestaciones, el presidente de la ANC, Jordi Sánchez, ha proclamado que Cataluña "prefiere las urnas" antes que los "tribunales" y ha llamado a defender la "dignidad" del Parlament ante el TC, que debe decidir si sanciona a Forcadell por haber permitido aprobar un informe que abría la puerta a una vía unilateral hacia la independencia.

Si finalmente el TC decidiese inhabilitarla, Sánchez ha invitado a Forcadell a "volver a entrar en el salón de plenos del Parlamento de Cataluña para dar continuidad al trabajo" de la cámara catalana. "Presidenta, no te fallaremos, estamos contigo", ha exclamado Sánchez, que también ha expresado su solidaridad al expresidente de la Generalitat y a sus exconsellers investigados por su papel en la organización de la consulta soberanista del 9N de 2014. Sánchez ha llamado a los soberanistas a "buscar lo que las une, no lo que las separa": "Cuando vamos unidos es cuando más miedo damos a quienes nos quieren fracturados y divididos", ha dicho el presidente de la ANC, que ha reivindicado el "derecho" de los independentistas a mostrarse "impacientes" porque quieren "abrir la caja de la república catalana bien pronto".

El mismo mensaje ha lanzado en su primera Diada como presidente de Òmnium Jordi Cuixart, que ha sacado pecho por la movilización: "Nos querían divididos, hoy más que nunca somos un solo pueblo en la calle". Cuixart ha hecho hincapié en la importancia de que las fuerzas independentistas se mantengan unidos: "Si seguimos unidos no nos podrán torcer". "Nunca nos rendiremos. Sabemos que sin lucha no hay conquista. Esto ya no lo para ni Dios", ha afirmado Cuixart, que ha tenido unas palabras de recuerdo para la expresidenta de Òmnium Muriel Casals, fallecida este año.

El ambiente festivo y reivindicativo preside el ambiente en las cinco manifestaciones, plagadas de banderas esteladas (independentistas). La jornada ha transcurrido sin incidentes, a pesar de que en otra marcha convocada por la CUP y otras organizaciones radicales independentistas se han quemado imágenes del Rey y páginas de la Constitución.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • Cientos de miles de personas reclaman la independencia en la Diada más desafiante

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    3841 | ripi - 11/09/2016 @ 22:52:43 (GMT+1)
    Unos miles de descerebrados que viven en la inopia.Mano dura y esto se acaba en dos dias.Aviso a navegantes:en las próximas elecciones vascas el 75% de su Parlamento será partidario del derecho a decidir......más descerebrados.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.