www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ADVIERTE A LOS OCHO LÍDERES QUE HAN PEDIDO ABSTENCIÓN TÉCNICA

La gestora del PSOE estudia expulsar a los disidentes

EL IMPARCIAL/Efe
martes 25 de octubre de 2016, 11:22h
La gestora del PSOE estudia expulsar a los disidentes
El presidente de la gestora socialista, Javier Fernández, estudia enviar al grupo mixto a aquellos diputados que desobedezcan al Comité y voten 'no' a la investidura de Rajoy.

Una vez decidida cuál debería ser la postura del grupo parlamentario socialista en la votación de investidura de Mariano Rajoy, ahora se perfilan los flecos de cuál, efectivamente, será. La gestoria socialista vio respaldada su propuesta de abstención como única salida a la convocatoria de terceras elecciones en el Comité Federal celebrado el pasado domingo, pero los partidarios de mantener el 'no' a Rajoy a pesar de que ello signifique volver a las urnas en diciembre no se lo están poniendo fácil a Javier Fernández.

Este mismo lunes, aún con la resaca de la histórica deicisión, ocho líderes regionales expresaban al presidente de la gestora su deseo de que apruebe desde Ferraz una asbtención técnica -únicamente la de los 11 diputados necesarios para que Rajoy salga investido". Fernández respondió por escrito a los ocho 'sanchistas' dando carpetazo desfinitivo a la discursión sobre el tipo de abstención: "no cabe debate alguno", la única abstención permitida por la dirección del partido es en bloque.

En total, son 15 los diputados socialistas que abogan por mantenerse en el 'no' en segunda votación: estos ocho líderes regionales (la balear Francina Armengol; Idoia Mendia, del País Vasco; César Luena, de La Rioja; el castellanoleonés Luis Tudanca; la madrileña Sara Hernández; Rafael González Tovar, de murcia; la navarra María Chivite; y Manuel Hernández, de Ceuta) más los siete diputados del PSC, cuyo líder, Miquel Iceta, ni siquera ha pedido la abstención técnica, simplemente ha anunciado que votarán 'no' independientemente de lo acordado.

De modo que estos 15 diputados tienen dos opciones: asumir la líena marcada desde Ferraz y abstenerse o asumir las consecuencias de la desobediencia. En el caso del PSC, una ruptura de la disciplina de voto implicaría revisar los acuerdos de relación entre ambas formaciones. A pesar de que el mismo día del Comité, Iceta expresó su voluntad de mantener las relaciones con el PSOE, este lunes, Emiliano García-Page le adevertía de que los acuerdos han de respetarse "a las duras y a las maduras" y que para un divorcio sólo es necesario que lo pida una de las partes.

Los protocolos de "hermanamiento" entre el PSOE y el PSC y la actitud de los socialistas catalanes, en especial en la última etapa dirigida por Iceta y favorable al denominado 'derecho a decidir', han provocado el "hartazgo" en algunos sectores socialistas, por lo que la desobediencia en el voto a Rajoy podría determinar una revisión en sus relaciones, cuando no la ruptura definitiva.

En el caso de los ocho secretarios regionales, fuentes cercanas a la gestora aseguran que se está estudiando una sanción que vaya más allá de la económica (600 euros de multa por la ruptura de la discuplina de partido) y que los parlamentarios díscolos podrían ser expulsados del grupo parlamentario socialista con dos opciones: integrarse en el grupo mixto entregar su acta de diputado, una opción que ya se ha puesto encima de la mesa en el caso de Pedro Sánchez.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
3 comentarios