www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LUENA EXPLOTA: "NO SÉ PARA QUÉ VENIMOS"

Los críticos del PSOE insisten en que no están dispuestos a abstenerse

Los críticos del PSOE insisten en que no están dispuestos a abstenerse
miércoles 26 de octubre de 2016, 15:13h
Si finalmente los dieciocho parlamentarios del "no es no" mantienen su postura, se podría producir el 'sorpasso'. El portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, envía una carta a sus parlamentarios prohibiendo la libertad de voto. César Luena explota a la entrada: "No sé para qué venimos".

El PSOE se convirtió hace semanas en un polvorín a punto de explotar en cualquier momento. Ejemplo de ello fue el Comité Federal, aciago y tristemente inolvidable del 1 de octubre, que acabó con la dimisión de Pedro Sánchez y el partido en manos de una gestora. Capitaneada por Javier Fernández, la nueva dirección ha ido apagando los fuegos que iban surgiendo a medida que se iban produciendo.

Pero, con los rescoldos muy calientes, hay un incendio que escuece especialmente, y cuya extinción se está complicando hasta límites insospechados: la abstención del grupo socialista en el Congreso, dirigida a desbloquear la situación política en España y evitar las terceras elecciones.

Siempre ha habido voces enarbolando el "no es no", que no han sido silenciadas por la decisión del Comité Federal, que debería ser aplicada en bloque, es decir, por los 85 parlamentarios socialistas.

Con el tiempo en vías de agotarse, el grupo parlamentario del PSOE se ha reunido a primera hora de la tarde de este miércoles en la Cámara baja, un encuentro precedido por la carta enviada por Antonio Hernando recordando la determinación alcanzada por el máximo órgano del partido entre congresos.

En su misiva, el portavoz parlamentario del grupo socialista pide a sus diputados que acaten en bloque la decisión del Comité Federal de abstenerse ante el candidato del PP y les comunica que no es posible la ruptura de la disciplina de voto por razones de conciencia.

En su escrito, Hernando asegura que la resolución del máximo órgano del partido es “un mandato expreso al grupo parlamentario” sobre el sentido del voto en la sesión de investidura, tanto en la primera como en la segunda votación, y recuerda que el reglamento del grupo socialista, de acuerdo con los estatutos del partido, establece que el pleno del grupo es “competente para decidir sobre las cuestiones en las que deban pronunciarse las Cámaras, siempre que el Comité Federal o la Comisión Ejecutiva Federal no hubieran manifestado con anticipación un cambio de directriz”. Por ello, considera que “no corresponde al pleno del grupo la competencia para decidir sobre el sentido del voto en esta sesión”.

El portavoz socialista también descarta que el pleno pueda “excepcionalmente acordar la libertad de voto por razones de conciencia”, puesto que esta vía “solo es posible cuando la decisión sobre el sentido del voto corresponde al propio pleno del grupo parlamentario”.

No a una abstención en bloque

Ante ello, algunos diputados del PSOE que defienden el "no" a Rajoy se han mostrado dispuestos a abstenerse en la segunda votación a cambio de que la dirección del grupo parlamentario acepte que no sea una abstención en bloque, sino de solo los once precisos para que salga adelante la investidura. Esta propuesta la ha formulado el diputado valenciano José Luis Ábalos durante la reunión a puerta cerrada que ha mantenido el grupo socialista en el Congreso con el portavoz de la gestora, Mario Jiménez, quien, no obstante, se ha mostrado inflexible ante la posibilidad de una abstención mínima.

Jiménez, en una "contundente" intervención, según algunos de los presentes en la reunión, ha comunicado el mandato del Comité Federal y ha hecho hincapié en que "todos" los diputados socialistas deben acatar la resolución. Aunque Ábalos ha sido el portavoz de esa idea, otros diputados han confirmado a EFE que estarían por la labor de secundarla. "Lo vamos a seguir intentando hasta el final", ha dicho al término de la reunión la diputada por Baleares Sofía Hernanz, una de las parlamentarias que podría romper la disciplina de voto.

Luena 'explota' y el tuit de Sánchez

Una carta, la de Antonio Hernando, contra la que ha arremetido César Luena a la entrada de la reunión del PSOE en el Congreso a menos de dos horas para que Mariano Rajoy tomara la palabra en el inicio del debate de investidura: "Es una desconvocatoria, si ya está todo claro, no sé para qué venimos", ha lamentado.

De esta forma el exsecretario de Organización del PSOE ha criticado la carta de Hernando y se ha preguntado que si ya está todo "claro" sobre la posición del PSOE, para qué reúne a los diputados del partido.

Dicha reunión ha tenido lugar, además, después de que el Consejo Nacional del PSC acordara este martes que sus siete parlamentarios desobedezcan y rechacen a Rajoy. A ellos se unen otros cinco diputados que ya han confirmado que romperán la disciplina de voto: Odon Elorza, Margarita Robles, Susana Sumelzo, Zaida Cantera y Rocío de Frutos.

A estos doce nombres se sumarían los de otros cinco socialistas que están dispuestos a decir “no” a Rajoy, pero prefieren apurar los plazos para tomar una decisión definitiva. En este grupo, están los representantes de Baleares (Sofía Hernanz y Pere Joan Pons) y tres de Castilla y León (Mar Rominguera, Esther Peña y Luz Martínez Seijo).

El bloque del “no es no” lo podría completar el ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez, que se ha ausentado de la reunión del grupo en el Congreso, pero ha confirmado durante la misma su presencia en el debate de investidura y su negativa en la primera votación.

Los Estatutos del PSOE contemplan sanciones por ir contracorriente

Mantener el archirrepetido “no es no” puede no salir gratis a sus abanderados. A veces ir contracorriente tiene sus riesgos, sobre todo si se forma parte de un grupo parlamentario en el que se exige disciplina de voto. En el caso de los miembros del PSOE, el castigo va desde multas económicas, que pueden alcanzar los 600 euros, hasta la expulsión.

A eso se enfrentarían los diputados socialistas que no quieran acatar la decisión “imperativa” del Comité Federal para que los socialistas se abstengan en la segunda votación de la investidura de Rajoy.

Si todos los que han anunciado que votarán “no” cumplen su palabra, en el Congreso de los Diputados se escucharán 18 atronadores noes. Y si el PSOE, a su vez, cumple su reglamento y opta por aplicar el correctivo más estricto para la indisciplina, el de la expulsión de sus filas, se daría la circunstancia de que se quedaría con 66 parlamentarios. Es decir, uno menos de los que forman Unidos Podemos, 67, con lo que el partido de Ferraz se convertiría en el tercer grupo de la Cámara por primera vez en democracia.

El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, ha descartado estos días referirse a la posible sanción con el argumento de que él se va a esforzar hasta el último momento para “tratar de persuadir” a los convencidos del “no” para que acaten la decisión del Comité Federal.

Para ellos se prevén multas económicas que oscilan entre los 200 euros y los 600, en los casos más graves (y ha habido varios en las últimas décadas), pero que pueden llegar hasta la expulsión del grupo, algo que hasta ahora no ha ocurrido nunca.

No obstante, el artículo 78 de los estatutos federales es tajante a este respecto: “En todos los casos, las personas miembros del grupo parlamentario federal están sujetas a la unidad de actuación y disciplina de voto”.

“Si no la respetasen, el grupo parlamentario y la Comisión Ejecutiva Federal podrían denunciar su conducta al Comité Federal. Si la actuación originada por esa persona del grupo se estimase grave por el Comité Federal, éste tendría facultades para proceder a darle de baja en el grupo parlamentario”, añade.

No se sabe si la gestora del PSOE estaría dispuesta a llegar a esta situación límite, pero en estos últimos días se han lanzado varios avisos al PSC para que respete la disciplina, bajo amenaza incluso de revisar el protocolo de relaciones entre ambos “partidos hermanos”.

Todo ello, además, en un sistema en el que la Constitución establece en el artículo 67.2 que los miembros de las Cortes Generales no estarán ligados por mandato imperativo, de modo que su escaño es suyo y no del partido, como también ha ratificado en varias sentencias el Tribunal Constitucional.

El Protocolo de Unidad PSOE-PSC, ¿a revisión?

La ruptura de la disciplina de voto de los siete diputados del PSC en la investidura de Rajoy podría suponer la revisión del Protocolo de Unidad que lo vincula con el PSOE desde 1978; un documento que no se ha tocado desde entonces y que garantiza la participación de los socialistas catalanes en los órganos de dirección del PSOE.

El Protocolo de Unidad es, de hecho, es el marco que regula las relaciones entre el PSOE y el PSC desde 1978. Se llama así porque recoge la creación del Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC-PSOE) a partir de la “fusión” de tres de las organizaciones socialistas que había entonces en Cataluña: la Federación de Socialistas de Cataluña-PSOE, el PSC-Congrés y el PSC-Reagrupament.

Dicho Protocolo garantiza la representación de los socialistas catalanes en la Comisión Ejecutiva Federal, el Comité Federal y el Congreso Federal del PSOE. El texto recoge que el PSC “enviará a sus delegados, elegidos directamente por las estructuras organizativas de base, al Congreso Federal del PSOE, para que participen en las sesiones, debates y resoluciones que hacen referencia a las cuestiones comunes de la lucha de clases a nivel estatal”.

También establece que el PSC estará representado en el Comité Federal y que esa representación “será designada por el propio PSC en función del criterio de proporcionalidad en virtud del número de afiliados”.

Respecto a la Comisión Ejecutiva Federal señala que sus “candidatos serán presentados y refrendados, en su caso, por el PSC a través de sus delegados presentes en el Congreso Federal”.

El texto obliga al PSC a la “aplicación en Cataluña de las resoluciones adoptadas en el ámbito estatal” por el PSOE. También a “mantener relaciones políticas internacionales dentro del marco establecido por el Congreso Federal del PSOE”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • Los críticos del PSOE insisten en que no están dispuestos a abstenerse

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    4249 | eledonio - 26/10/2016 @ 22:05:23 (GMT+1)
    DEL MONUMENTAL Y ACTUAL ABUSO DEL PODER REAL: ... da la sensación de que "El Sistema" imperante en España y Europa (Neoliberalismo o Capitalismo Salvaje) es completamente insaciable: dominar, dominar y exprimir a la gente llana - la de la calle - (5.000 M más de recortes) hasta convertirla en sus auténticos y verdaderos esclavos. Tal es, en este momento, y todavía, su dominio y codicia...! Éste es uno de los extremos, el otro, el que tiene enfrente, al otro lado y ahora mismo, resulta mucho peor. Saludos.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.