www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

HUMILDE Y DISCRETO RAJOY

miércoles 26 de octubre de 2016, 18:59h
Mariano Rajoy ha pasado de la prepotencia de la mayoría absoluta, de la suficiencia y el desdén, del desprecio y la intemperancia...

Mariano Rajoy ha pasado de la prepotencia de la mayoría absoluta, de la suficiencia y el desdén, del desprecio y la intemperancia a una razonable posición de diálogo y respeto a los demás partidos. Aunque tarde, se ha dado cuenta de que era insostenible la sandez arriólica de que el tiempo lo arregla todo y que lo mejor es tener cerrado el pico. Durante la campaña del 26-J descendió incluso a los programas del corazón y se multiplicó en apariciones, entrevistas, debates y tertulias. Hizo bien y el resultado electoral, aunque todavía exiguo, resultó alentador.

Su intervención ante los diputados en la sesión de investidura puede calificarse de discreta y acertada. Ha abdicado la altivez y ha sabido reconocer que empieza un tiempo nuevo en el que deberá negociarlo todo ante una Cámara hostil en la que, incluso Ciudadanos, mantendrá exigencias difíciles de tragar para el Partido Popular.

Mariano Rajoy cometió tras las elecciones del año 2011 el inmenso error de aplastar al PSOE, cuando España necesita, para su estabilidad, un partido socialista moderado y constitucional. Si en la nueva situación el presidente actúa con inteligencia práctica y sentido del Estado, deberá esforzarse para que el PSOE recupere su posición en la vida política española. Otra cosa significará que la alternancia política, obligada en la democracia, sería un partido antisistema y anticonstitucional como Podemos.

Habrá que reconocer, en todo caso, que el cambio de actitud de Mariano Rajoy resulta positivo, manteniéndose con firmeza en la idea de que la soberanía nacional reside en el conjunto del pueblo español y que los secesionismos están fuera de la Constitución y de la historia. Va a presidir un Gobierno en precario y sabe que deberá actuar con humildad y discreción. Por eso el discurso de investidura pronunciado en el Congreso de los Diputados puede calificarse de constructivo y acertado.