www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NUEVO HACHAZO DE MARIANO RAJOY A LA HUCHA DE LAS PENSIONES

viernes 02 de diciembre de 2016, 12:30h
En el año 2012, Mariano Rajoy abrió la hucha dorada por primera vez para pagar las pensiones. Este mes le ha propinado un hachazo de 9.500 millones...

En el año 2012, Mariano Rajoy abrió la hucha dorada por primera vez para pagar las pensiones. Este mes le ha propinado un hachazo de 9.500 millones de euros. Restan 15.915, cantidad exigua si el Gobierno no toma medidas urgentes para evitar que el Fondo de Reserva se quede en los huesos. La fórmula marianita no es de recibo. Falta dinero para pagar las pensiones y en lugar de articular fórmulas que eviten la anomalía se acude al expediente fácil de vaciar la hucha de los ahorros.

La política económica de Mariano y su reforma laboral han sido un acierto. La prima de riesgo ha pasado de 638 puntos básicos al entorno de los 100; el déficit se ha reducido de rozar los dos dígitos en 2011 a menos de la mitad este año; el paro dejó los 500.000 parados más para instalarse en los 500.000 parados menos; el PIB crece a un ritmo superior al de Alemania, Francia o Italia mientras se disparan con números favorables las partidas más significativas tanto de la exportación como de la importación.

Dos espinas entre tantas rosas. La primera y más significativa es la deuda pública que ha llegado a rebasar el PIB y que compromete el bienestar de las futuras generaciones. No basta con reducir el déficit. Habrá que tomarse en serio lo que significa la deuda cuyos intereses exceden al presupuesto del conjunto de los ministerios. La segunda espina que hace sangre en la economía española es la agresión al Fondo de Reserva. Existe, por su-puesto, este Fondo para que se utilice en caso de emergencia, pero acudir a él de forma sistemática es un error y además tiene un límite. Dos mordiscos más como el que Rajoy acaba de propinar a la hucha y quedará completamente vacía. Es necesario, es urgente, arbitrar un plan concreto que devuelva al Fondo de Reserva la robustez necesaria, a la vez que se intensifica la recaudación para pensiones de forma que se disipen incertidumbres de futuro.