www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FORCADELL: LA LEY ES LEY PARA TODOS

viernes 16 de diciembre de 2016, 12:35h
Un sector de la clase política catalana no quiere exactamente la independencia: lo que quiere...
Un sector de la clase política catalana no quiere exactamente la independencia: lo que quiere es mandar más. Un sector de la clase política catalana no quiere exactamente la independencia: lo que quiere es zafarse de la maquinaria de la Justicia española que tritura ya en su engranaje a corruptos y estafadores.

No es de recibo la parafernalia en torno a la presidenta del Parlamento de Cataluña Carmen Forcadell. En un Estado de Derecho, la ley es ley para todos, se llamen los presuntos infractores, Rodrigo Rato, Jaume Matas, Iñaqui Urdangarín o Carmen Forcadell.

Se tambalearía la democracia española si hiciera la vista gorda sobre la desobediencia de la señora Forcadell al Tribunal Constitucional. Erraría Mariano Rajoy si no mantuviera el pulso contra los que quieren doblarle. Se terminaría la estabilidad y la convivencia si se aceptara un absurdo derecho a decidir sobre un territorio español cuando la Constitución y el sentido común dejan claro que sobre la unidad de España el derecho a decidir corresponde a todos los españoles libres e iguales ante la ley.

Ni una vacilación. Ni una debilidad. Ni un paso atrás. Los secesionistas catalanes tienen derecho a ser secesionistas. No tienen derecho a ciscarse en las leyes que dimanan de la voluntad general libremente expresada por todos los españoles. Respeto máximo, en fin, a la Administración de la Justicia que ampara recursos suficientes para garantizar su recto ejercicio. Y deber inexcusable por parte del Poder Ejecutivo, por parte del Gobierno, para asegurar que se cumplan las sentencias judiciales. En otro caso se derrumbaría el entero edificio del Estado de Derecho.